EL PAíS

Una protesta finlandesa

–¿Encuentra un parecido entre el conflicto en Gualeguaychú con las protestas de hace veinte años en Aänekoski por una planta de Botnia?

–Recuerdo muy bien el hecho porque era el responsable de Asuntos Medioambientales de ese proyecto. Era el poste en el que pegaban los rayos. Sé que la gente se tranquiliza cuando ve cómo funciona la planta. Dos años después de la puesta en marcha nos ganamos un premio.

–¿La legislación se modificó por los reclamos de la gente?

–La legislación fue renovada a posteriori. Las autoridades medioambientales y luego el Tribunal de Aguas exigieron límites más estrictos que los propuestos antes de las protestas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.