EL PAíS

Decretos, superpoderes y más allá...

–¿No cree que la reglamentación de los decretos de necesidad y urgencia profundiza el presidencialismo?

–Los DNU han sido producto de una reforma constitucional donde el hiperpresidencialismo es culpa de quienes la promovieron.

–O sea, para usted los decretos son malos. Pero como otros ya los usaron y los promovieron, justifica que este gobierno haga lo mismo.

–Hasta hoy los decretos no estaban normatizados. Hoy tienen una normativa, que se podrá discutir si debe ser así o no. Esto que deberíaser reconocido como un avance es presentado como un hiperpresidencialismo. El problema es que la oposición no tiene proyecto alternativo.

–Kirchner tiene un record de DNU. Más que Menem en el mismo período.

–No me compare los gobiernos. Había otra situación social e institucional. Kirchner asumió con una crisis incomparable y debilidad política porque obtuvo sólo el 22 por ciento de los votos. Además hay que ver de qué son los decretos: los de Kirchner son de mejoramiento de vida de la gente.

–¿El fin justifica los medios?

–Este es otro país, otra circunstancia.

–Si el país mejoró, como usted dice, ¿para qué necesitan los superpoderes?

–No son superpoderes.

–Bien, llamémoslo atribuciones especiales.

–Superpoder tenía Cavallo y Erman González durante la época de Menem, y también el Cavallo de la Alianza. Se delegaban facultades legislativas al Poder Ejecutivo. Esos eran superpoderes. Alberto Fernández no tiene superpoderes. Es una facultad que otorgó el Parlamento año a año en todos los presupuestos, sea el PJ, la Alianza o la UCR de Alfonsín.

–De nuevo: si fue malo antes, es malo ahora.

–Es el Congreso el que define si modifica la ley de Administración Financiera-

–Pero no lo hace y no veo que el Gobierno lo quiera hacer. Alberto Fernández reclama esas atribuciones, no pide que cambien la ley para no tenerlas.

–La mayor parte de los gastos del Presupuesto son gastos fijos. Tiene que ver con transferencias a las provincias. A los maestros, a las provincias. Lo que se puede readecuar es muy poco. No llega al 5 o 7 por ciento. El doctor Fernández no ha llegado al 2 por ciento del total.

–No importa si gasta 2 o 100. El cuestionamiento es que tenga discrecionalidad para gastar.

–Si al Parlamento no le gusta, puede anular. Acá hay que discutir el artículo 37 de la ley de Administración Financiera. Un artículo que existe y que nunca se aplicó desde que se aprobó la ley de Administración Financiera. ¿No habrá que modificar ese artículo si ningún gobierno de diferente signo lo puedo aplicar?

–Puede presentar un proyecto, entonces...

–(Cara de pocos amigos.)... estoy de licencia.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.