EL PAíS › EL CEO MUNDIAL DE SKANSKA PASO POR ARGENTINA

“Siempre hubo corrupción”

“Yo sé que en la industria de la construcción ha habido corrupción en todo el mundo, siempre”, admitió el CEO mundial de Skanska, Stuart Graham, en su breve paso por la Argentina. “No siempre involucran al Estado”, se preocupó en aclarar y dijo no saber a dónde fueron a parar los 15,6 millones de pesos que salieron de la empresa. “Cuando entran ladrones a la casa se encargan de cubrir las huellas”, aseguró. Graham también informó que entregó una segunda auditoría a la Justicia. Por su parte el CEO en América latina, Hernán Morano, defendió al auditor Claudio Corizzo, cuya voz aparece en la cinta donde el ex gerente Javier Azcárate menciona que se pagó un 5 por ciento a Enargas y a Nación Fideicomisos. Y remarcó que no tienen contacto con el Gobierno.

La multinacional sueca está demostrando su preocupación creciente por el caso Skanska en la Argentina. Esta semana jugó a una de sus principales figuras: Graham es presidente a nivel mundial, que factura 17 mil millones de dólares por año. Llegó anteayer y ayer partió raudo, luego de explicar ante la prensa argentina cuál es la posición de la empresa sueca.

El CEO mundial de Skanska aseguró que la firma tiene un código de ética y estrictos controles. “Pero con 56 mil empleados es imposible garantizar que cada uno seguirá todos los procedimientos todo el tiempo”, confesó.

El directivo dijo no saber si volverán a trabajar con Techint: “Eso depende de la gerencia local, que va a determinar si es un socio digno”.

“Hay muchos casos en que no hay coimas y simplemente se le roba dinero a la empresa. Es equivocado generalizar que todos involucran al gobierno”, afirmó el ejecutivo norteamericano, quien consideró que el único gerente sospechado que sigue trabajando para Skanska, Ignacio de Uribelarrea, “no tenía nada que ver con esto”.

Sobre los dos archivos de audio que el juez Javier López Biscayart encontró en el servidor de la empresa –uno de 84 minutos y otro más corto–, el CEO a nivel global se limitó a plantear: “Entregamos la información que tenemos a los profesionales, es decir, a los fiscales, y ellos pueden determinar mejor que nosotros qué fue lo que pasó”.

Por su parte, Morano intentó eliminar las sospechas que pesan sobre Corizzo –acusado de falso testimonio– y aseguró que se entregó la cinta original al juez “en un sobre cerrado, para que no haya malos entendidos respecto de las grabaciones originales”. “No tenemos ninguna razón para pensar que Claudio haya editado las grabaciones”, insistió.

Los CEO agregaron que se entregaron también dos auditorías externas: una hecha por la consultora internacional Control Risk y otra por KPMG, una consultora encargada de auditar los balances de Skanska.

Compartir: 

Twitter
 

Stuart Graham, CEO de Skanska.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.