EL PAIS

“La sentí en la panza”

En el juicio oral por el robo de María Eugenia Sampallo durante la dictadura, el fiscal general Félix Croux pidió al tribunal oral que el capitán Enrique Berthier, acusado de haber actuado como entregador de la niña, presenciara las audiencias. La solicitud apunta a garantizar que el militar pueda ser identificado por algunos testigos. Ayer se realizó la tercera jornada de este proceso oral. Testimoniaron Gustavo Hernán Rojas, el hermano de María Eugenia Sampallo Barragán, la joven apropiada, y la ex detenida desaparecida Ana María Careaga, sobreviviente del centro clandestino Club Atlético. Careaga relató las condiciones de cautiverio y recordó que a partir del séptimo mes las mujeres encintas recibían un trato especial, con mejor alimentación. “Después supimos que ellos cuidaban a nuestros bebés porque existía un plan de robo sistemático de los hijos de desaparecidos”. Por su parte Gustavo, hermano de María Eugenia, quien fue secuestrado junto a sus padres cuando tenía tres años, recordó que él “sabía que esperaba un hermano” porque “había sentido sus patadas en la panza de mi mamá”. El joven se reencontró con María Eugenia en 2002, luego de que los análisis de ADN confirmaran la filiación. El caso judicial es el primero en que una hija de desaparecidos querella a sus apropiadores. María Eugenia Sampallo Barragán ha pedido el máximo de la pena para el capitán Berthier, así como también para quienes la criaron como si fuera propia, la pareja formada por Osvaldo Rivas y María Cristina Gómez Pinto.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • “La sentí en la panza”
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared