EL PAíS › FERNáNDEZ Y RANDAZZO CONTRA EL LOCKOUT DEL AGRO

“Los ruralistas se volvieron locos”

En el segundo día de lockout, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, salieron a criticar la actitud de los dirigentes del campo. Fernández sostuvo que durante la negociación los ruralistas “se volvieron locos, dijeron que las retenciones eran un error y que había que cambiarlas”. Además, cuestionó que “se quejaban del problema de los pequeños productores y lo corregimos”, al igual que el “tema de la carne y del trigo”. Randazzo consideró que las entidades agropecuarias están actuando con “una enorme irresponsabilidad, insensatez y falta de cordura” por la decisión de retomar las medidas de fuerza. Sin embargo, ambos funcionarios aseguraron que el Gobierno continúa dispuesto al diálogo y responsabilizaron a la comisión de enlace de echar a perder una “oportunidad formidable” para resolver el conflicto.

Randazzo y Fernández cargaron las tintas sobre los ruralistas a quienes acusaron de querer “imponer decisiones” y “romper el diálogo”. Ambos funcionarios dieron su versión de la negociación del miércoles, en la que se empantanó todo.

El ministro del Interior sostuvo que se habían “logrado cosas importantes a pesar de que la negociación no fue en el mejor clima”. “Uno no puede negociar con una pistola en la cabeza permanentemente, amenazando con que ‘vamos al paro’, que ‘si no nos dan lo que queremos vamos de vuelta al paro’”, relató Randazzo.

Según el Gobierno, el quiebre se dio cuando los ruralistas plantearon la modificación de las retenciones móviles. “Ellos decían que tenían que salir de la reunión anunciando que se derogaban o se suspendían las retenciones móviles”, aseguró el jefe de Gabinete, quien aclaró que también había diferencias sobre los mercados a futuro. Los presidentes de las entidades del agro sostenían que era necesario eliminar las retenciones móviles para solucionar ese tema.

Al igual que en el lockout anterior, el kirchnerismo criticó duramente las metodologías de protesta empleadas por los ruralistas. “Es un paro que no va contra el Gobierno sino que atenta contra el pueblo argentino, con desabastecimiento y aumento de precios”, aseguró el ministro del Interior. Aunque la medida anunciada es que el corte de ruta se limita a los camiones que transporten granos, hubo puntos en los que se impidió totalmente la circulación.

Además, el jefe de Gabinete desmintió que la propuesta que le presentó a la comisión de enlace del campo no tuviera el aval de la presidenta Cristina Fernández. El funcionario respondió a un artículo periodístico que sugería que había diferencias entre ambos. “¿Quién podría creer que yo puedo entregar una propuesta por escrito sin el acuerdo de la Presidenta?”, preguntó. “Si yo tengo una idea y Cristina tiene otra, la que prevalece es la de Cristina”, aseguró Fernández, quien agregó que no tuvo ninguna diferencia con ella ni con el ex presidente Néstor Kirchner. “Es un amigo mío, hablo no menos de cuatro o cinco veces por día, y jamás me expresó un desacuerdo”, explicó.

Compartir: 

Twitter
 

Alberto Fernández criticó la actitud de los dirigentes agropecuarios.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.