EL PAíS

Bolivarianas

- Glaciar. Feliz llegó anoche Hugo Chávez a El Calafate para conocer el glaciar Perito Moreno junto a dos hijas y tres nietos. El venezolano contó que lo más al sur que había estado hasta ahora había sido Buenos Aires y Uruguay, así que agradecía la invitación de la Presidenta para conocer la villa turística. “Tengo muchas expectativas, lástima que sólo voy a estar unas horas, porque la verdad es que nosotros andamos como el viento”, dijo.

- Malvinas. El canciller Jorge Taiana agradeció el apoyo de Venezuela ante la pretensión del Reino Unido de ampliar su plataforma marítima alrededor de las Islas Malvinas. Chávez sostuvo que en vez de reclamar eso los ingleses “deberían salirse de allí y devolverlas a la Argentina. Nosotros desde Venezuela lo sentimos como una agresión”. “Es un apoyo claro, completo, muy nítido, de acuerdo con la tradición venezolana y con la tradición del gobierno del presidente Chávez, que siempre han sido muy solidarios con la Argentina”, dijo Taiana.

- Obama. La única diferencia que mostraron en público Chávez y Cristina Kirchner tuvo que ver con su concepto sobre Barack Obama. Mientras que Chávez insiste en que no ve cambios en Washington, Cristina opina que sí. Cuando les preguntaron, la Presidenta advirtió que no necesariamente tenían que pensar igual todos los mandatarios con los que ella se reuniera e insistió en su visión de que Obama “no tiene nada que ver con la administración Bush”. Chávez sostuvo que por ahí sus visiones eran parecidas, pero se expresaban diferente. “Por sus frutos los conoceré”, citó a la Biblia el venezolano para referirse a la nueva administración norteamericana, a la que le tiró, de paso, los muertos civiles de días atrás en Afganistán.

- Randazzo. Al participar de la reunión ampliada de los presidentes de la Argentina y Venezuela, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, retomó ayer sus tareas en la Casa Rosada. Randazzo debió ser internado el miércoles a la noche luego de sufrir dos desmayos. Tras los chequeos en una clínica de Pilar, le diagnosticaron que sufría un pico de estrés agudo. “Junto a Cristina hemos realizado muchos actos por día y tuvimos un año bastante movido y eso pudo haber afectado mi salud, pero ahora me siento bien y con ganas de trabajar”, aseguró Randazzo. El ministro explicó que en todo organismo hay un sistema nervioso simpático y otro parasimpático. e indicó que lo que funciona mal es su sistema parasimpático, lo que le produce problemas de presión. Mientras daba explicaciones a los periodistas, llegó el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, a buscarlo. “Vení que te hace mal” y se lo llevó.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.