EL PAíS › MANUEL GONçALVES, VíCTIMA DE PATTI

“Chocante y doloroso”

 Por Adriana Meyer

Manuel Gonçalves vuelve de La Plata al anochecer del feriado lluvioso. Este nieto recuperado fue al juzgado de Manuel Blanco a notificarse del rechazo a la impugnación de la candidatura del represor Luis Patti, victimario de sus padres desaparecidos. “Los legisladores de este país deberían estar de acuerdo para no tener a Patti sentado entre ellos, pero no lo están tomando en cuenta”, se quejó Gonçalves, en alusión al proyecto de ley que inhabilita a represores para aspirar a cargos públicos. “Si hubiera estado aprobada, se evitaba todo esto”, resumió.

Gonçalves fue solo y sin demasiadas expectativas de que fuera aceptada la impugnación al torturador confeso Patti, candidato a diputado nacional del duhaldista Daniel Basile y de los ex carapintadas del Modin.

En el entorno de Blanco comentaban que el juez “se tapó la nariz y firmó”, según confió a Página/12 una fuente judicial. “Resulta que no es prueba suficiente para impugnarlo siete casos de tortura, uno de homicidio, la causa elevada a juicio, un año de Patti preso. Como sigue faltando la condena, lo habilitan”, dijo con desazón el hijo de Gastón Gonçalves y Ana María Granada, secuestrados por la patota de Patti. “Mientras la Corte decidía que tenía fueros y el Congreso se los quitaba, la causa avanzó. Es muy distinta su situación procesal ahora. Pero si hay que llevarles un condenado ¿para qué tanta energía?”, se preguntó.

–En 2006 el argumento era que no tenía impugnaciones previas.

–Claro, por eso hicimos todo, pero la Justicia responde así. Nos quita energía, tenemos tanto que recorrer con la causa en sí. Hay que hacer una pausa, que esta persona responda a las acusaciones, que venga libre a pretender un cargo. Es un caso más que conocido, el juez ya ponderó la prueba y elevó a juicio. Ya demostramos judicialmente de quién estamos hablando, es chocante y doloroso que eso no sea suficiente para impugnarlo. ¿Por qué no lo frenamos acá? Todo vuelve a empezar y no es sólo responsabilidad de la Justicia, sino del Parlamento, que no sancionó a tiempo una ley para evitarlo. Fallan las instituciones democráticas.

–¿Se refiere al proyecto de Victoria Donda?

–Sí. Todavía no tenemos esa herramienta, está saliendo con fórceps, y ya no va a tener efecto con este caso, sino a futuro. Si este tipo llega a ganar, inmediatamente va a tener fueros para asumir, y habrá que quitárselos de nuevo. Había que sancionar una ley para que quienes cometieron delitos de lesa humanidad ni puedan aspirar a cargos, así se acababa la discusión y no era necesario impugnar ni nada.

–¿El peor escenario es que vuelva a estar libre por unos días?

–Sí, y es un retroceso que afecta a los testigos, todo se vuelve a repreguntar, debilita el sistema judicial. Los legisladores de este país no lo ven, el proyecto tiene más de un año en el Congreso.

–¿Quiere decir que si fuera ley, se evitaba todo esto?

–Claro, el proyecto nació luego del episodio anterior.

–¿Faltó voluntad política?

–Todas las fuerzas políticas deberían estar de acuerdo para no tener a Patti sentado entre ellos, no lo están tomando en cuenta. Es cierto que si el oficialismo con su mayoría quiere sacar algo, lo hace, pero en este caso por el tema del que hablamos se necesitaba de todas las fuerzas. Está claro que ya la tendrían que haber impulsado, y aunque hay diputados puntuales que lo hicieron, no fue así con los bloques en su conjunto. Ni oficialistas ni opositores iban a las reuniones de comisión, fue desidia de todos los sectores.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.