EL PAíS › HUBO MAS AUTOS EN LA CALLE Y VARIAS PROTESTAS

Día ideal para quedarse en casa

Una sucesión de protestas con cortes de calles se sumó al paro de doce horas en la red de subterráneos de la ciudad, que afectó a cerca de un millón de usuarios, por lo que el tránsito en la ciudad de Buenos Aires estuvo congestionado durante gran parte del día de ayer. Por la mañana, llegó a Capital desde distintos puntos del conurbano bonaerense una cantidad muy superior a la habitual de vehículos particulares, como alternativa para sortear la medida de los empleados del subte de parar a partir de las 11 de la mañana. Los puentes y autopistas de acceso se cargaron de autos que debían transitar a baja velocidad, provocando demoras a la hora de llegar al trabajo.

Desde cerca del mediodía, la marcha convocada por la CTA-Capital para reclamar por el presupuesto de la ciudad y el desmantelamiento de la UCEP (ver aparte), que se concentró frente al Obelisco y desde ahí se trasladó a la Legislatura, en Perú y Diagonal Sur, complicó aún más la circulación en el microcentro, la zona más afectada por la falta de subtes.

Además, en el marco del paro de 77 hospitales provinciales, una manifestación de trabajadores bonaerenses de la Salud tuvo lugar en Callao al 200, frente a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, provocando un importante congestionamiento en el área del Congreso. Por su parte, estudiantes universitarios protestaron durante la tarde en los Tribunales de Comodoro Py, en la zona portuaria atrás de Retiro, mientras que docentes agrupados en Suteba hicieron lo propio a unas cuadras de allí, frente a la sede del Ministerio de Trabajo, en la avenida Leandro N. Alem al 600.

Pero el más importante de los problemas se dio en la ruta Panamericana, a la altura del Puente Melo (a 600 metros de la General Paz), donde cerca de las 11 de la mañana la policía detuvo una serie de micros en los que viajaban trabajadores de la central Atucha II, afiliados de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra). La medida policial hizo que los manifestantes se bajaran de los vehículos y cortaran tres carriles del Acceso Norte en sentido hacia Capital. Más tarde, bloquearon ambas manos de circulación. Sólo dos horas más tarde, la Guardia de Infantería pudo liberar la ruta con un camión hidrante, pero en el ínterin se formó una fila de autos que superó los cinco kilómetros.

Compartir: 

Twitter
 

Los usuarios se apresuraron a viajar en subte antes del paro.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.