EL PAíS

Despidos y renuncias forzadas

Esta semana echaron a 19 personas de la Dirección de Infraestructura Escolar. No es la primera vez que ocurre: así como decrece el presupuesto en ese área, desde el comienzo de la gestión PRO decidieron achicar el número de personas. La primera medida fue cortar el convenio de pasantías que existía con la UBA. Luego, el ajuste pasó a los contratos de locación de servicios. Según se comenta en el gobierno porteño, la orden del ministro Esteban Bullrich y del subsecretario de Gestión Económica, Mario Terzano, es reducir un 30 por ciento. Terzano tiene experiencia en estas lides: durante el menemismo, participó de las privatizaciones de Aguas Argentinas y de Somisa. A los despedidos les suele recomendar que renuncien para que el despido no quede en su currículum. Así, consiguieron una buena cuota de renuncias “espontáneas” desde julio del año pasado. De los 19 trabajadores a los que les mandaron el telegrama de despido el miércoles pasado, más de la mitad aceptó renunciar. En el área, ya hubo varias asambleas y el martes pasado cerca de cien trabajadores intentaron cortar la calle, sobre Estados Unidos. A la protesta se sumó un contratista que no había cobrado, que cruzó su auto y empezó a tocar bocina. Como respuesta, hizo su entrada una empresa de seguridad privada, Road Seguridad, que colocó cámaras y controla los ingresos y las salidas. Sus agentes patrullan cada 45 minutos los pasillos del ministerio.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.