EL PAíS

El adiós

- Martín Sabbatella: “No tuve una relación personal, pero como lector y como quien siente haber compartido muchas de sus ideas tenía una gran admiración por él. Era uno de esos tipos que se leían con gusto porque como periodista y como intelectual era un tipo profundamente comprometido. Es una gran pérdida”.

- María Seoane: “Fue mi jefe en El Periodista, un jefe exigente y generoso. Yo comenzaba a desarrollarme como periodista después de volver del exilio. Fue un maestro para mí. El dirigía la sección Transformaciones. Recuerdo que el primer trabajo que me encomendó fue una investigación especial a veinte años de la muerte del Che, que finalmente no salió, pero que después de La Noche de los Lápices fue mi primer trabajo de investigación serio, y él me guió y me hizo observaciones. No fui su amiga personal pero creo que la Argentina ha perdido a uno de los periodistas más grandes que dio el siglo XX. Lo vamos a extrañar, como se extraña a un maestro”.

- Rogelio García Lupo: “Trabajamos juntos en el periódico de la CGT de los Argentinos, años 1969, 1970. También tuvimos algunos proyectos de libros que no se concretaron, que el Negro iba a escribir en la época del exilio, y también coincidimos en El Periodista. Pero más allá de eso tuvimos una relación personal, hasta que entró en su crisis final. Fue un gran profesional. Su columna semanal en Página es un modelo de continuidad en el pensamiento y de buen ejercicio profesional. Lo sentimos mucho. Tanto yo como mi mujer lo apreciamos y estamos muy afectados”.

- Isidoro Gilbert, periodista: “José María Pasquini ha sido uno de los más grandes periodistas que ha tenido este país. Sus reflexiones políticas han ayudado a desentrañar la profundidad de la crisis, para entender sus causas y eventuales caminos para enfrentarlas. Además, fue un gran experto en medios de comunicación, al punto de que fue consultor de la Unesco en la materia. Fue un hombre de convicciones sociales profundas. El que sus restos sean velados en la CTA, como él lo pidió en vida, exhibe ese compromiso que ha tenido en la búsqueda de una Argentina de otro signo. Sus convicciones socialistas fueron más allá de su no pertenencia a un partido político durante gran parte de su vida. Fue un hombre de gran coraje. Sólo su valentía le permitió afrontar esa gran dolencia que enfrentó con dignidad y con presencia activa en el periodismo y el pensamiento.”

- Pacho O’Donnell, escritor: “He sido un lector tenaz de sus artículos, siempre me impresionó por inteligencia y lucidez, por la absoluta coherencia de su pensamiento, por su compromiso. Por un tiempo corto, en la época inmediata al advenimiento de la democracia, nos tratamos porque yo había tenido la idea de montar una especie de institución cultural en la que él se hizo cargo de la parte de periodismo. Me impresionó su capacidad de contacto con los jóvenes, su condición de maestro del periodismo.”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.