EL PAíS › UN SACERDOTE CATóLICO DIJO QUE ESTá DISPUESTO A CASAR A HOMOSEXUALES

“Lo haría con todo gusto”

Es Nicolás Alessio, el cura cordobés que fue sancionado por manifestarse a favor del casamiento civil entre personas del mismo sexo. Ayer subió la apuesta y anunció que si se lo piden oficiaría el matrimonio de una pareja homosexual.

El sacerdote Nicolás Alessio avanzó en su discusión con la jerarquía de la Iglesia. No se retractó cuando el arzobispo de Córdoba, Carlos Ñañez, le pidió que retirara sus críticas y explicó una y otra vez que el matrimonio civil era distinto del religioso y que la sociedad estaba en todo su derecho a discutir ese contrato. Es más, dijo que le parecía justo incluir a las personas del mismo sexo. Ahora, después de haber sido inhibido de ejercer su magisterio por disposición arzobispal, sigue desafiando a la cúpula eclesiástica: no sólo ratificó su intención de oficiar misa, sino que ayer anunció que estaría dispuesto a casar a parejas del mismo sexo en la iglesia.

“Si me piden casar a una pareja gay lo haría con todo gusto”, dijo Alessio ayer, pese a la sanción que le impide oficiar misa y suministrar cualquier sacramento. Alessio, de la Parroquia San Cayetano en el barrio Altamira, un sector humilde del Este cordobés donde ejerce el sacerdocio desde hace 27 años, tiene una larga historia de compromiso con los pobres y las causas sociales.

Sobre la posibilidad de casar a dos personas del mismo sexo, el cura razonó que “Dios ya los bendice y si me piden a mí que esté presente acompañándolos en la celebración de su amor y de su vida, yo estaría con mucho gusto”. Este cura, que participa del Movimiento de Sacerdotes Tercermundistas Enrique Angelelli, reiteró sus críticas a la jerarquía de la Iglesia por su dura postura en contra de la ley de matrimonio igualitario y lamentó que la institución “todavía sea tan autoritaria, tan incompresiva de la diversidad, de la vida”.

Alessio no está solo. Otros curas de Buenos Aires y Mendoza criticaron a la cúpula por “equivocarse de siglo”, como dijo el sacerdote Eduardo de la Serna. “La Iglesia todavía tiene estos manejos que son más similares a los de un ejército que a los de una comunidad de hermanos, lo cual es tremendo”, remarcó Alessio. También se pronunció en favor de que se permita adoptar a parejas homosexuales y reiteró que este fin de semana oficiará misa pese a la prohibición: “No puedo acatar una disposición que, si bien se escuda detrás de los cánones, es arbitraria, autoritaria y antievangélica”.

Compartir: 

Twitter
 

Al cura Nicolás Alessio le fue prohibido dar misa, pero él aseguró que lo va a seguir haciendo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.