EL PAíS › PRESENTES EN EL HOMENAJE

Abajo del palco

El ex presidente Néstor Kirchner y el vicepresidente Julio Cobos coincidieron ayer en el acto de homenaje a las víctimas del atentado a la AMIA. Kirchner –la Presidenta está volando de regreso de China– se paró a un costado del escenario, junto al juez español Baltasar Garzón y la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. Estuvo acompañado por gran parte del gabinete nacional. Se notó la ausencia de los funcionarios de la administración de Mauricio Macri, cuestionado por las escuchas a Sergio Burstein, de Familiares y Amigos de las Víctimas de la AMIA. Los ministros porteños de Educación, Esteban Bullrich, y de Cultura, Hernán Lombardi, fueron los representantes de la gestión PRO.

“Estoy acá para expresar con mucha fuerza la necesidad de justicia. Hay intereses nacionales e internacionales, como lo hemos denunciado reiteradamente ante la ONU durante mi gestión y también durante la gestión de la actual presidenta Cristina, que impiden llegar a la verdad y la condena. Además están los que trabajaron durante mucho tiempo para que la verdad no salga, para que no haya justicia, porque no hay que olvidarse de que se minó todo, se trabó todo el camino, y eso la comunidad lo conoce muy bien”, dijo Kirchner al ser consultado por los periodistas. Estaban con él el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; y los ministros de Justicia y Seguridad, Julio Alak; de Trabajo, Carlos Tomada; de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; de Salud, Juan Manzur, y de Educación, Alberto Sileoni, entre otros funcionarios.

Alak fue el encargado de ratificar “la firme convicción del gobierno argentino de continuar luchando hasta las últimas consecuencias” por el esclarecimiento del atentado. “Desde 2003, el Gobierno removió todos los obstáculos para garantizar el máximo desenvolvimiento de la Justicia: abrió los archivos de la SIDE, favoreció la constitución de la Unidad Fiscal AMIA, reconoció la responsabilidad del Estado y lo legitimó como querellante en la causa ‘irregularidades’”, enumeró. Además, recordó luego en un comunicado, “impulsó la captura internacional de los responsables y reclamó en la ONU la colaboración del Estado Iraní. Se encuentran vigentes las órdenes de captura internacional (circulares rojas) contra ex funcionarios, diplomáticos y ciudadanos iraníes. También por irregularidades y delitos cometidos por autoridades locales, la Justicia persigue a diferentes ex funcionarios, procesados y embargados por sumas millonarias. Confiamos en un próximo juicio justo”.

El vicepresidente se ubicó frente del palco, en el centro, y estuvo escoltado por el diputado Daniel Katz y el senador Nito Artaza. Un poco más atrás estuvo el diputado Ricardo Alfonsín. Cobos manifestó durante el acto que “venimos a recordar un hecho trágico no para la comunidad judía, sino para el pueblo argentino, el atentado más grande que tuvo el país. Venimos a renovar el compromiso por la vida, por la tolerancia y por el respeto”. El vicepresidente destacó que el reclamo por el esclarecimiento del ataque “todavía está latente” y pidió “no olvidar” el atentado del 18 de julio de 1994.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, aseguró que “estamos acá hoy porque lo que concierne a un país concierne a todos. Esta lucha contra la muerte, la injusticia y la intolerancia es también la de quienes perdieron a sus familiares y amigos durante la dictadura militar. Es el mismo dolor, las mismas lágrimas”.

También asistieron a la concentración frente a la sede de la mutual judía, entre otros, el legislador porteño Aníbal Ibarra, los diputados Martín Sabbatella (Nuevo Encuentro), Patricia Bullrich (Coalición Cívica); el senador Samuel Cabanchik (Alianza Coalición Cívica); el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, y el titular del Inadi, Claudio Morgado.

Compartir: 

Twitter
 

El ex presidente y el vicepresidente en el acto frente a la AMIA.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.