EL PAIS › DECLARACIONES DE JULIO COBOS

“Un gran presidente”

A pesar de no ser precisamente un íntimo del matrimonio presidencial, el vicepresidente Julio Cobos fue uno de los primeros en hablar públicamente sobre la sorpresiva muerte de Néstor Kirchner. Desde la puerta de su casa, en Mendoza, Cobos conversó con varios medios de comunicación y manifestó sus condolencias a los familiares por el fallecimiento del ex mandatario, a quien calificó como “un gran presidente”, “un líder que impactó en la política argentina, que seguramente dejará una marca en la historia, un hombre de convicción y de lucha, que cambió esa lucha por su salud y por su vida”. Al mediodía viajó rumbo a Buenos Aires, pasó unas horas en el Congreso y luego se retiró a su domicilio, en Ezeiza. Fuentes de la vicepresidencia aseguraban ayer que Cobos concurrirá hoy a la Casa Rosada a despedir personalmente a Kirchner.

“Le hago llegar mi pésame a Cristina Fernández, a sus hijos y a la hermana”, señaló el vice, quien aseguró que hay que “tener fuerzas para sobrellevar la situación”. Según relataron sus colaboradores, Cobos se encontraba esperando al censista en su casa de Mendoza cuando recibió un llamado informal desde Santa Cruz, en el que le comunicaron sobre la internación del ex presidente. Al poco tiempo se confirmó la noticia y por los canales de televisión se enteró de su muerte. Cobos sostuvo que buscó infructuosamente contactarse con la Presidenta y con el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli.

Fuentes de la Cámara de Senadores explicaron que varios medios se encontraban apostados en la puerta de la casa Cobos para obtener imágenes y declaraciones del vicepresidente siendo censado y que con la noticia del deceso decidió improvisar una conferencia de prensa. Previo a subirse al avión de las 13.20, habló con el titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner, y el ministro del Interior, Florencio Randazzo, a quienes les expresó sus condolencias y su disposición para facilitar el velatorio en el Parlamento.

“Normalmente es el Salón Azul el lugar de destino para un velatorio de un ex presidente, pero ahora está en reparaciones”, había dicho el titular del Senado, antes de que se conociera la decisión de Cristina Fernández de velarlo en la Casa Rosada.

La última vez que Cobos vio personalmente a Kirchner fue el 16 de julio, en el acto de conmemoración del atentado a la AMIA. Previamente se saludaron en el sepelio del ex mandatario radical Raúl Alfonsín en el Senado, a principios de abril del año pasado.

El vicepresidente y Kirchner se conocieron el 13 de marzo de 2004 y mantuvieron una relación política que se fue consolidando en los viajes al exterior que compartieron. La deserción de Cobos del proyecto kirchnerista aquella madrugada de julio de 2008 que votó contra las retenciones al agro los enemistó definitivamente. “Era un hombre de muchas convicciones; un gran trabajador y de alguna manera esto lo afectó”, sintetizó Cobos.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Pablo Dondero
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.