EL PAíS

En Mendoza se consiguen

El Consejo de la Magistratura votaría esta semana la citación como sospechoso de otro juez de Mendoza, Julio Petra Fernández, que actualmente preside la Cámara Federal local. Petra es amigo del fugitivo Otilio Romano. Ya es famosa la foto en que se los ve festejando con champán después de que, con el voto del primero y de otros dos jueces, lograran el apartamiento del juez que había llamado a indagatoria a Romano por delitos de lesa humanidad. Pero tiene una causa penal por ese episodio, y por haber extendido la falta de mérito del teniente coronel Stuhldreher (intendente de facto en 1976) a 18 desapariciones que no habían llegado a su tribunal. Por este tema también fue denunciado ante el Consejo, donde se acumulan otras presentaciones: una de la jueza de San Juan Margarita Camus, que lo responsabiliza de liberar a su torturador a pesar de que ella lo había reconocido; otra por sustraer (para prolongar sus efectos) la medida cautelar que evitaba que avanzara el juicio político contra su amigo Romano, y otra por liberar en forma masiva represores en Mendoza, San Juan y San Luis.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.