EL PAíS › EL RECAMBIO EN EL SENADO

Nuevos y experimentados

 Por Miguel Jorquera

En el Senado las cosas son diferentes. No sólo porque la mayoría renovó su banca por otros seis años, sino porque los 24 senadores que en representación de ocho provincias renuevan en un tercio la Cámara alta tienen alguna experiencia parlamentaria previa. Entre ex presidentes, ex gobernadores, ex vicegobernadores, ex intendentes y ex funcionarios que ocuparán bancas en el Senado, quizás uno de los que menos horas legislativas lleva acumuladas sea el actual jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aunque fue senador provincial en Buenos Aires (entre 1995 y 1997) y convencional constituyente en 1994.

Lo cierto es que Aníbal Fernández viene de varios años en cargos ejecutivos y en los últimos dos fue el encargado de rendir cuentas en nombre del gobierno nacional ante el Congreso. Como contador (también es abogado) presidirá la estratégica Comisión de Presupuesto, donde acumuló experiencia en sus tiempos como asesor en el Senado bonaerense, antes de pasar por la intendencia de Quilmes, por los gobiernos provinciales de Eduardo Duhalde y Carlos Ruckauf, en el interinato nacional de Duhalde; y los ministerios de Interior, de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos y la jefatura de Gabinete en la era kirchnerista.

Su compañera de fórmula, María Laura Leguizamón, tiene una extensa trayectoria legislativa y viene de terminar su mandato como diputada. Llegó por primera vez al Senado en 2003 para ocupar el escaño porteño que durante dos años se disputaron el fallecido socialista Alfredo Bravo y el líder de Nueva Dirigencia Gustavo Béliz, que finalmente ganó la disputa judicial pero terminó cediendo su banca a Leguizamón porque ya ocupaba la cartera de Interior en los primeros meses del gobierno de Néstor Kirchner. Antes había conseguido un cargo de legisladora porteña por la lista de Domingo Cavallo.

El gobernador saliente de Jujuy, Walter Barrionuevo, tuvo su paso previo por la Legislatura provincial. Entre los menos experimentados en materia legislativa figuran los senadores oficialistas santacruceños: Pablo González, que en 2007 resultó electo diputado provincial pero pidió licencia para asumir la Jefatura de Gabinete de la gobernación, y María Esther Labado, que sólo pasó por el Concejo Deliberante de Caleta Olivia.

En cambio, los radicales Gerardo Morales (Jujuy), Luis Naidenoff (Formosa) y Alfredo Martínez (Santa Cruz) renovaron sus mandatos como senadores por la minoría en cada una de sus provincias. Igual que el kirchnerista Daniel Pérsico (San Luis) y el peronista disidente Roberto Basualdo (San Juan).

El ex presidente Carlos Menem (La Rioja) y el ex presidente interino Adolfo Rodríguez Saá (San Luis) también renovaron sus bancas con comodidad en sus respectivas provincias.

La sorpresa de la elección bonaerense, Jaime Linares (GEN-FAP), que venció a sus contendientes Hilda “Chiche” Duhalde –que termina su mandato– y el postulante denarvaísta José “Pepe” Scioli y fue jefe comunal de Bahía Blanca durante dos períodos consecutivos, también termina su mandato como diputado por la provincia de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Nuevos y experimentados
    Por Miguel Jorquera
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.