EL PAíS › LA MAYORíA DE LOS OPOSITORES SE MANIFESTó A FAVOR DEL ANUNCIO DE CFK

“Va en el sentido correcto”

El más elogioso fue Pinedo, del PRO: “El posicionamiento es impecable”, dijo. Los radicales mostraron diferencias internas. Hubo pedidos de mayor participación en las decisiones y las críticas más fuertes las pronunciaron Pino Solanas y Stolbizer.

Después de la presencia de prácticamente toda la oposición en la Casa Rosada –salvo la Coalición Cívica y Proyecto Sur–, la mayoría de los dirigentes partidarios coincidieron en calificar positivamente el anuncio de la presidenta Cristina Fernández de denunciar ante Naciones Unidas la militarización del Atlántico Sur por parte del Reino Unido y de levantar el secreto respecto del Informe Rattenbach. “En el difícil año del aniversario de la guerra, el posicionamiento de la Argentina es impecable”, aseguró el jefe del bloque del PRO, Federico Pinedo. En un sentido similar, aunque menos elogioso, se expresaron referentes de la UCR y del socialismo. Sin embargo, hubo voces disonantes. Desde el FAP, la líder del GEN, Margarita Stolbizer, consideró que el anuncio fue “un papelón” porque el oficialismo “no convoca a la oposición para escuchar ni para compartir”.

Por primera vez desde el llamado al diálogo político, luego de la elección de 2009, la oposición volvió a la Casa Rosada. Convocados para un anuncio relacionado con el conflicto por las islas Malvinas, casi todo el arco político se hizo presente en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos de la Casa de Gobierno. Los únicos que decidieron no concurrir fueron la Coalición Cívica, encabezada por Adrián Pérez, y Proyecto Sur, de Pino Solanas. El peronismo disidente y el socialismo, entre otros espacios, también aceptaron la invitación oficial, mientras que la UCR transparentó diferencias internas que finalmente se resolvieron a favor de concurrir (ver aparte).

“Hay que continuar con el reclamo por la soberanía de Malvinas en el camino de la firmeza y con vocación pacífica, no sólo como una política de Estado nacional, sino también mantener esta iniciativa como política regional”, señaló el presidente del PS, el senador Rubén Giustiniani, quien compartió también la necesidad de presentar una denuncia ante el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU por la presencia de efectivos militares y por el envío de Gran Bretaña del destructor HMS Dauntless a las islas.

El senador radical Juan Carlos Marino, vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, sostuvo que “el reclamo de Malvinas no conoce colores políticos” y celebró que la Presidenta considere el tema como una política de Estado. Después de las diferencias internas sobre la convocatoria, la UCR ampliará hoy su posición respecto del anuncio, del que también participó el titular del Comité Nacional, Mario Barletta, y el jefe de la bancada en Diputados, Ricardo Gil Lavedra.

A pesar de no asistir, desde la Coalición Cívica consideraron positivos los anuncios: “Creemos que van en el sentido correcto e insistimos en que muchas de estas cuestiones deben poder ser discutidas en un espacio más amplio, como es el Congreso nacional –señaló Adrián Pérez–. Es importante que Argentina se mantenga en el terreno del reclamo pacífico por la soberanía de las islas y acompañamos, entonces, los esfuerzos que en ese sentido se hagan en la Organización de las Naciones Unidas”.

Las palabras más duras vinieron del diputado y cineasta Fernando “Pino” Solanas. El líder de Proyecto Sur consideró que se trató de “una manipulación mediática” sobre un tema sensible para el pueblo argentino. “Los anuncios de la Presidenta sobre la situación en Malvinas nos muestran una vez más una retórica inoperante ante la magnitud de la prepotencia británica en términos militares y económicos”, se despachó Solanas, quien ratificó su decisión de no haber asistido y reclamó “medidas concretas que afecten de lleno los intereses británicos”.

A pesar de que sus compañeros del socialismo vieron con buenos ojos la iniciativa kirchnerista, desde el GEN, Stolbizer se expresó en el mismo sentido que Solanas. “O no saben adónde ir o están jugando con todas las personas a las que llaman”, se quejó la diputada, para quien “no hay ninguna política de Estado” y el kirchnerismo no convoca a la oposición “para escuchar ni compartir”. “Fue un papelón”, remató.

Compartir: 

Twitter
 

El peronista disidente Alfredo Atanasof y el macrista Federico Pinedo, entrando al salón.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.