EL PAíS › UNA FORMACION CON HISTORIA

Frenos y ajustes

La formación 3727 chapa 1 de la línea Sarmiento que embistió contra el tren 3725 chapa 19 en las cercanías de la estación Castelar había regresado al servicio una semana atrás, después de estar fuera de funcionamiento durante más de nueve meses. El tren que protagonizó la colisión está compuesto por nueve coches, cuatro doble piso y cinco tradicionales. El Gobierno y la Unidad de Gestión Operativa de Emergencia del Mitre y Sarmiento (Ugoms) aseguran que la unidad se encontraba en condiciones de circular y enfatizaron que durante su “reparación integral” se le cambió el sistema de frenos por uno nuevo. Sin embargo, los delegados del sindicato Unión Ferroviaria en la línea Sarmiento afirmaron que la formación presentó fallas en su sistema de frenos desde que volvió a servicio el viernes 7 de junio.

La formación salió de circulación a mediados del año pasado y se encontraba en reparación desde el 30 de octubre del año pasado, cuando ingresó a los talleres de Emfer del Grupo Cirigliano. Su reacondicionamiento formaba parte de un plan de inversiones lanzado por el Ministerio de Interior y Transporte para el precario e inseguro ramal después de la Tragedia de Once (ver página 7). De acuerdo con la información que difundió Presidencia el 10 de marzo de 2011, en un acto de entrega de nuevas formaciones de doble piso realizadas por Emfer, el “chapa 1” es el prototipo de los coches doble piso que reacondicionó y ensambló la empresa del Grupo Cirigliano y funciona con su actual configuración desde 2006.

La UGO-MS, la unidad de gestión a cargo del ramal donde conviven Ferrovías del Grupo Emepa y Metrovías-BRT del Grupo Roggio, difundió ayer la “Especificación Técnica Nº ET-MR-032” con fecha del 14 de septiembre de 2012, donde se precisan los trabajos a realizar sobre los coches que ayer chocaron. De las 19 páginas del informe fueron difundidas tres, donde se puede leer que “deberá quitarse el sistema de frenos Wabco existente por completo para ser reemplazado por el sistema para vehículos ferroviarios Knorr-Bremse KPGM-P”. Los frenos Wabco son los originales que vinieron en 1962 con los vagones Toshiba.

Los nueve sistemas de frenos fueron importados por 189.538 dólares de la fábrica que la empresa alemana tiene en Brasil. Se encargaron en noviembre, pero su entrega se demoró, y recién se concretó este año. En el ínterin el tren fue pintado, reacondicionado y sus bogies, revisados. La reparación finalizó el 22 de febrero, en el aniversario de la tragedia de Once, y el 11 de marzo los coches recibieron la habilitación del Consejo Profesional de Ingeniería Mecánica y Electricista (Copime).

De allí fue trasladada a los talleres de Castelar, donde pasó al “alistamiento”. Esos ajustes demoraron, según expresan los delegados de la línea, más de lo previsto porque, a pesar de contar con frenos nuevos, existían problemas en el sistema. Los coches salieron finalmente a la traza hace una semana.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.