EL PAíS

“La pregunta sobre la calidad es nueva”

Una frase suya, en la que sostenía que la educación en la Argentina siempre estuvo en crisis, fue muy cuestionada en algunos medios. ¿Puede explicar a qué se refería?

–Esas cosas adquieren un volumen exagerado. Nosotros lo que decimos con mucha fuerza es que podemos reconocer que faltan hacer cosas, no discutimos esa idea. Discutimos la idea del retroceso, de que estamos peor. Creemos que estamos mejor en todos los sentidos. En número de alumnos, en número de egresados. Aun cuando a algunos les parezca pobre el número de egresados de secundario, estamos mucho mejor de lo que estábamos. Hay también una idea de descalificar la inversión, como si fuera sencillo hacerlo. Si hubiera sido sencillo habrían invertido antes. Nosotros llegamos al 6,40 por ciento del PBI y rápidamente la expresión que viene es “hay inversión pero no se ven los resultados”.

–A su criterio, ¿en qué se ven los resultados?

–En 1800 escuelas nuevas, mejores salarios, tres millones y medio de netbooks, 67 millones de libros... son resultados. Tenemos que seguir trabajando para el mejoramiento de los aprendizajes. Ese es un resultado que a veces cuesta un poco más. Es necesario más tiempo y en eso estamos.

Queremos dar una discusión en ese sentido: si me dicen falta, estoy de acuerdo, siempre falta, pero contra la idea del retroceso vamos a pelear, porque no hay retroceso.

–Se idealizan otros momentos de la educación en Argentina, como la época del primer peronismo o la década del ’60, que en el imaginario social aparecen como buenas épocas.

–¿Qué se idealiza? Las evaluaciones internacionales y nacionales empezaron en el ’90. Del pasado tenemos retazos, percepciones. La Ley 1420, que prescribía que todos debían tener el primario obligatorio, es de 1884. Lo tuvimos recién en 1960, 1970, como sociedad. El padrón que votó a Hipólito Yrigoyen tenía 30 por ciento de analfabetos. Algunos dicen “esa escuela era mejor”. Esa escuela era mejor porque vos estabas adentro. Yo, que tengo 61 años, cuando hice el secundario, estaba adentro estudiando el 30 por ciento de los que tenían que estar. Por eso, la inclusión masiva en el secundario es un hecho nuevo, las preguntas son nuevas, hay una agenda distinta. Cuando alguien dice que egresa la mitad de los que ingresan, esa pregunta es nueva, porque antes egresaban menos y a nadie le interesaba. No estaba tomado como un problema. Hasta la pregunta sobre la calidad es nueva, porque viene después de la inclusión, de hacer un esfuerzo sostenido. Por supuesto que creemos que hay que mejorar, pero vamos a discutir la idea de que estamos peor. Creemos que estamos mejor. Porque transmitirle a la sociedad que estamos siempre peor causa mucho desasosiego... y es una falacia, además.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • “La pregunta sobre la calidad es nueva”
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.