EL PAíS › PREPARATIVOS EN LA CELAC

Una zona de paz

 Por Victoria Ginzberg

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo punta en La Habana, pero ayer, poco a poco, comenzaron a llegar a la isla otros presidentes y representantes regionales que participarán de la II cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Los coordinadores nacionales, es decir, los equipos técnicos, ya se reunieron para trabajar en el documento del encuentro. Acordaron la declaración de la región como zona de paz, lo que implica la solución por métodos pacíficos de las controversias y asuntos vinculados con la seguridad alimentaria y la erradicación del hambre. Hoy se realizará la reunión de los cancilleres y también habrá otra igual de la Unasur. Ayer, el canciller Héctor Timerman se encontró con su par cubano, Bruno Rodríguez Padilla.

Además de CFK y Rousseff ya llegaron a La Habana, entre otros, el presidente boliviano, Evo Morales, y el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon. La presencia del funcionario de la ONU es importante porque implica un reconocimiento del organismo internacional al bloque regional. Así como también se resalta que participará de la cumbre el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza. Si bien Insulza ya estuvo en la anterior cumbre de la Celac, que se realizó el año pasado en Santiago de Chile, el hecho de que haya decidido venir a Cuba es diferente: la isla fue suspendida de la OEA en 1962 (la medida fue levantada en 2009 pero Cuba decidió no participar). La Celac, de hecho, nació como una contracara de la OEA, foro en el que pesa la presencia de los Estados Unidos. Esta será la primera vez en cincuenta años que un secretario general de la OEA visite la isla.

“Estar en Cuba siempre es una gran inspiración” para la lucha antiimperialista, dijo Evo Morales en su arribo. También confió en que la cumbre de la Celac impulse más políticas sociales en favor de la “liberación” de los pueblos de la región.

Entre los textos que ya fueron aprobados por los equipos técnicos están los referidos al desarme nuclear, a la necesidad de que Estados Unidos termine con su bloqueo a Cuba, la construcción de un monumento permanente a las víctimas de la esclavitud y la trata de esclavos, y el respaldo de la Celac al diálogo entre el gobierno de Colombia y las FARC en busca de un acuerdo de paz. También habrá un apoyo al reclamo argentino por la soberanía en las islas Malvinas.

Ayer, antes de la reunión de Cancilleres que se realizará hoy, Timerman se encontró con su par cubano, quien le agradeció por el apoyo a Cuba y celebró el afianzamiento del vínculo bilateral.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Una zona de paz
    Por Victoria Ginzberg
  • Cubanas
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.