EL PAíS

Cubanas

- Milagros. Milagros tiene 9 años. Es argentina y estaba de vacaciones en Cuba con su mamá. Ayer fue su último día en La Habana. Ambas fueron hasta la puerta del Hotel Nacional con ganas de saludar a la Presidenta. “Es por ella, que la quiere ver”, se escudó un poco su madre y señaló a la niña. Las dos hicieron guardia junto con los periodistas durante algunas horas. Luego, con cámara de foto en mano, subieron hasta el piso octavo, donde se hospeda CFK y, como no pudieron verla, le dejaron una nota con funcionarios de protocolo. Allí explicaban que Milagros nació el 24 de marzo de 2004, “mientras Néstor bajaba los cuadros”, dijo su madre, en alusión al día que el presidente Néstor Kirchner ordenó retirar el cuadro del dictador Jorge Rafael Videla de la escuela militar. Milagros le escribió: “Cristina, ya sé que sos la Presidenta, pero ¿podés bajar?”. La gestión dio sus frutos. Un rato después, un miembro de la delegación se acercó a la puerta y las llamó: “La Presidenta la va a recibir”. Y así fue. Salieron las dos sonrientes. “Fue un momento muy hermoso. Me voy muy emocionada”, dijo la madre y contó que la Presidenta prometió invitarla a la Casa Rosada. “Y yo me voy muy bien”, contó Milagros.

- Embajadora. La embajadora argentina en Cuba, Juliana Marino, habló sobre las expectativas que genera la cumbre de la Celac. Dijo que se trata de “una creación nueva que se está consolidando” y que en el encuentro se hablará de “la lucha contra el hambre, la pobreza, las desigualdades”, y que también estarán presentes los reclamos sobre las Islas Malvinas y el bloqueo a Cuba. “La Celac pretende llevar a la práctica estas declaraciones. Hacer de las palabras, políticas públicas comunes. Para la Celac no hay países pequeños ni grandes, pero la Argentina está recogiendo una historia de intención de integración y su liderazgo es muy apreciado”, señaló. También se refirió al Foro de Davos. “Lo que se trata allí es distinto. La Celac habla de los temas económicos con inclusión social, ése es el espíritu. Es diferente a un ámbito de negocios, que también debe existir, pero que es algo diferente a esto.”

- Camiseta. Después de que CFK y su comitiva llegaran al hotel Meliá para la entrevista con Dilma, una pareja de argentinos que está de vacaciones se acercó a una funcionaria. “¿Está acá la Presidenta?”, preguntaron. “Sí, vino a entrevistarse con la presidenta brasileña”, les contaron, antes de que subieran a su habitación. Diez minutos después, ella bajó luciendo la camiseta de la Selección.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.