EL PAIS › UN ANTECEDENTE QUE METIO RUIDO

El caso Lauchón

 Por Raúl Kollmann

Como paisaje de fondo de los cambios en la Secretaría de Inteligencia, aparece el operativo policial que terminó con la vida del agente Pedro Viale, alias El Lauchón, a quien se menciona como un hombre de confianza del jefe de Operaciones de la SI, Jaime Stiuso. El juez federal de Morón, Juan Pablo Salas, procesó a diez policías por esa muerte, producida el 9 de julio de 2013, a la que calificó de “homicidio agravado”. En el procesamiento, el magistrado dejó en claro que el operativo en la casa de El Lauchón fue sospechoso, entre otras cosas, porque no quedó aclarada la intervención del Grupo Halcón, sin orden judicial, y la falta de información a los efectivos que actuaron en el allanamiento de que El Lauchón era un agente de la SI.

Actualmente, el expediente por la muerte de Viale está en la Cámara Federal de San Martín, ya que apelaron los diez policías que siguen presos y procesados. En el submundo de la Inteligencia se rumorea que la muerte de El Lauchón fue producto de una interna contra su jefe, Stiuso, y que la protagonizaron jefes de la Bonaerense enfrentados con la SI, al menos en la cuestión de drogas. Para el magistrado, ésa es sólo una versión.

Al juez Salas le llamaron la atención numerosos hechos irregulares del allanamiento que terminó con la muerte del agente:

- Ese día, el juez federal Juan Manuel Cullota ordenó numerosos allanamientos. En el único que se utilizó al Grupo Halcón fue el de La Reja, en Moreno.

- El juez Cullota no fue notificado de que se iba a usar el Grupo Halcón.

- El Lauchón no estaba involucrado en tráfico de estupefacientes, sino que se sospechaba de él como blanqueador de propiedades. Por esa razón, en el allanamiento no se buscaban drogas, sino documentación y no había razón para irrumpir a la madrugada.

- Normalmente el Grupo Halcón no asalta una casa sin saber quién está adentro. Sus efectivos dicen que no sabían que era la casa de un agente de la SI.

- Se argumenta que El Lauchón resistió el allanamiento. Por testigos, el juez Salas dio por probado que el agente sólo gritó “chapa, chapa”, exigiendo que le mostraran las chapas de identificación. Como eso no sucedió y sólo le respondieron “alto, alto”, sacó un arma y efectuó un disparo. El único herido del Grupo Halcón tiene un disparo en la planta del pie. Al Lauchón le pegaron once tiros.

El juez Salas no pudo avanzar sobre otras motivaciones de la muerte de El Lauchón. Sabe que existen versiones de que fue producto de una interna entre sectores de Inteligencia, pero no tiene ninguna evidencia. Para su resolución, se basó sólo en los hechos comprobados y así dictó los procesamientos y las prisiones preventivas.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared