EL PAíS › RAPIDEZ PARA DELITOS DE FLAGRANCIA

Dudas con el arrepentido

 Por Sebastian Abrevaya

El Senado realizó modificaciones al proyecto de ley del arrepentido, que pasó ahora nuevamente a la Cámara de Diputados. La medida, presentada por Cambiemos como parte de su lucha contra la corrupción, contó con un amplio respaldo de la oposición, salvo algunas excepciones del FpV. Tras la multiplicidad de críticas recibidas en las audiencias realizadas por la comisión de Justicia, el oficialismo accedió a cambiar la ampliación de la figura del arrepentido, limitando hasta el momento de la elevación a juicio el plazo para poder acogerse a ese beneficio. Esa iniciativa contó con 57 votos a favor, 4 en contra (de senadores del FpV) y 4 abstenciones (también de senadores del FpV). Además, la Cámara alta convirtió en ley la realización de procedimientos abreviados para los delitos de flagrancia. Este proyecto cosechó 62 votos a favor y 3 negativos.

Luego de tres horas de debate, la Cámara alta aprobó la modificación del Código Penal incorporando la institución del arrepentido o “colaborador eficaz”. Los cambios ya habían sido consensuadas entre el bloque del PJ-FpV, que conduce Miguel Pichetto, y el oficialismo, luego de las exposiciones de magistrados, funcionarios nacionales y juristas en la comisión de Justicia y Asuntos Penales. La iniciativa permite reducir la pena, al grado de tentativa, a toda persona imputada que brinde información precisa, comprobable y verosímil sobre casos de corrupción. Ningún arrepentido podrá acceder a la eximición de prisión y sólo podrá acogerse al beneficio en caso de que la información que proporcione esté referida a delitos tipificados con una pena igual o mayor a la suya.

“No podemos permitir que especule. El momento de arrepentirse debe ser contundente, en la etapa de investigación y antes de la elevación a juicio”, aseguró Pedro Guastavino al defender los cambios a la media sanción de Diputados. El presidente de la comisión de Justicia, advirtió en ese sentido que “algunos personajes hacen declaraciones que van entregando información a cuentagotas, con una actitud que parece distorsiva”.

En esta oportunidad, el propio kirchnerismo votó dividido. La senadora Virginia García se abstuvo junto a Anabel Fernández Sagasti, Hilda Aguirre y Ruperto Godoy. “El arrepentido es un delincuente que simplemente regatea decir algo por un beneficio procesal. Negocia con ministros, organismos de inteligencia, a través de los sets de televisión. Esta figura no hace más que conducirnos a la injusticia social, al oscurantismo y la falta de transparencia del Poder Judicial. Espero que este Senado se digne a tener una agenda social después de ocho meses de un gobierno que le viene comiendo el bolsillo a la gente”, disparó Fernández Sagasti. Otros senadores kirchneristas como Marcelo Fuentes, Ana Almirón, Ángeles Sacnún y María Inés Pilatti también criticaron el proyecto y votaron directamente en contra.

Por otro lado y con mayor consenso se convirtió en ley la figura de “flagrancia” en el Código Penal, que ocurre cuando el autor de un delito es aprehendido en el momento de cometerlo. Esa figura se podrá utilizar para aquellos ilícitos con penas menores a quince años, con el objetivo de que se realicen juicios abreviados y con una rápida condena.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Dudas con el arrepentido
    Por Sebastian Abrevaya
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.