EL PAíS › EL SENADOR LUIS BARRIONUEVO, EL PERDEDOR

“Me pude haber equivocado”

 Por Felipe Yapur

La casona de dos plantas del barrio Achachay, donde vive Luis Barrionuevo, está semivacía. Pocos son los adulones que todavía lo acompañan. El verdadero derrotado de los comicios del domingo luce decaído y durante el reportaje mantuvo su mirada clavada en el piso. Le falló su presagio del día anterior, cuando dijo que el club de sus amores, Chacarita, había ganado y ahora era su turno. Funebrero al fin, se mostró ante los medios de prensa nacional vestido todo de negro. Amenaza con recurrir a la Justicia para impugnar los comicios, pero no lo dice muy convencido. Incluso cree que no volverá a probar suerte como candidato a gobernador. Desliza una especie de autocrítica al reconocer que “me pude haber equivocado” con la reacción violenta del 2 de marzo. Pero se corrige y prefiere decir que no supo contrarrestar la estrategia del Frente Cívico, que contó con la ayuda del gobierno de Néstor Kirchner. Así es el estilo Barrionuevo.
–¿Qué pasó el domingo?
–Acá, los partidos que integran el Frente Justicialista me están sugiriendo que impugnemos las elecciones. Hubo muchas irregularidades. El padrón que se utilizó el 27 de abril no es el mismo del domingo. Falta mucha gente, uno de ellos fui yo. No sólo cambiaron el lugar de votación de la gente, sino que además los mandaban a votar a otros distritos. Después estuvo esa descarada repartija de dádiva.
–¿Se animó a hacer una autocrítica?
–Yo no tengo la bola de cristal, pero la única duda que tengo es que si hubiera cambiado la candidatura para las elecciones del 2 de marzo capaz que todo era distinto. Así evitaba los meses de desgaste que hubo. Pero pensé que al modificar la fórmula el PJ podía partirse en dos.
–¿Considera que esta derrota es el fin de su carrera política?
–En diciembre termino en el Senado y no aspiro a ser legislador porque no tengo vocación. Cuando regresé a Catamarca las circunstancias me fueron llevando primero a ser senador y luego candidato. De todas formas no es fácil decir que se abandona la política. Yo soy uno de los pocos sindicalistas que hace política desde hace más de veinte años.
–¿Quiénes no lo votaron?
–La clase baja. La clase media y los independientes fueron los que nos votaron. Los otros se doblegaron ante la dádiva.
–Entonces, en el 2007 no volverá a presentarse.
–Es difícil saberlo. No sé si lo voy a poder evitar.
–En serio, ¿no considera que la violencia de marzo fue un error?
–Se magnificó mucho. El no estar en las boletas trajo aparejado los disturbios y las quemas de cubiertas. Tal vez el PJ no supo explicar bien eso de la proscripción. En cambio el FCyS, con la alianza de Kirchner, fue más eficiente para desprestigiar al justicialismo.
–¿Considera que la derrota lo debilita frente a Kirchner?
–No, para nada. Usted debe entender que yo no confronto políticamente con Kirchner pero por otro lado, cuando confronto, lo hago desde la CGT. Lo que está claro es que él confrontó conmigo. Si no, cómo se entienden los 570.000 pesos que trajo su hermana para los comicios y luego que él haya felicitado al adversario del PJ.
–¿Esto lo transforma al Presidente en un traidor al PJ?
–No, pero parece tener una vocación por enfrentar al peronismo de diferentes provincias. Debería gobernar para todos y para el PJ, al que va a terminar necesitando.
–Senadores del PJ aseguran que usted confundió la elección de marzo con una interna sindical y actuó en consecuencia.
–Es posible. Puede ser, pero no soy hipócrita y falso como lo son ellos. Muchos tienen triple cara y doble discurso, pero yo no soy político. No miento como ellos. Tengo bronca pero conmigo mismo por no haber sabido contrarrestar al Frente, que se valió de la gente que vive en la marginalidad para ganar.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.