PLACER indice
|

CAMINATAS

A la deriva

Es algo en la mirada lo que suele distinguir a quien goza de andar a la deriva, como si sus ojos flotaran por encima de transeúntes y paisajes buscando un más allá que ni siquiera importa encontrar. Liviano de equipaje –un libro, unos auriculares–, este personaje urbano suele disfrutar de lo mismo que otros padecen. Una cuestión de actitud.

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.