PSICOLOGíA › LA PAREJA

“Que me cuente que me engaña”

Por Eduardo Pavlovsky

El: Le digo que me cuente que me engaña (pausa). Jugar con las figuras del engaño (pausa). Conocerlas. Sí, eso; conocerlas.
Ella: Me pide que lo engañe - que juegue con las figuras del engaño. No juego con las figuras que él quiere que juegue - Juego con otras figuras.
Me gusta que él me pida que lo engañe - y que crea que no lo engaño cuando le cuento cómo fue que lo engañé -; se desespera si no le cuento que lo engaño - quiere que juegue con las figuras de su engaño (pausa).
El: Tuve deseos de preguntarle –pero sabía que era un juego: cualquier contestación estaba trucada, porque no se podía preguntar nada fuera del juego - todas las preguntas estaban incluidas en el juego - (pausa). De todos modos... no sabía qué quería que me dijera: La excitación era la pregunta– el instante de nuestras miradas– el instante de su respuesta.
Cuando ella me decía que no me engañaba yo sabía que me mentía -que estaba jugando.
Yo quería que me dijese que me engañaba - sabía que de todos modos me mentía. Ese era el juego. Que nunca pudiese saber la verdad. Yo preguntaba para que ella me ocultara. Sabía que me mentía de todos modos.- Yo quería de ella exactamente eso que ella hacía - sólo que yo no sabía qué era exactamente lo que ella hacía. Había un acuerdo en el juego. La despreciaba cuando decía que no me engañaba, cuando quería que dijera que me engañaba (pausa). Ella no me engañaba cuando jugaba al juego que yo le proponía, y yo sólo le proponía eso que ella hacía conmigo.
Ella: Me pide que juguemos. Creo que no puede vivir sin jugar.
Lo que más le gusta de mí es que sabe que nadie jugará mejor al juego que me propone. Por eso me lo pide a Mi (pausa).
Me pide que juegue a que lo engañe - me pide que le cuente cómo juego a que lo engaño (pausa). Yo le cuento cómo lo engaño - juego al juego que él quiere que juegue cuando le cuento cómo lo engaño (pausa). Me pide que le cuente - Después quiere que le diga que todo era un juego - eso es otra norma del juego; que le diga que todo es un juego - cuando le digo cómo lo engaño. Yo le digo entonces que todo es un juego.
No le miento (pausa). Porque cuando lo engaño estoy jugando al juego que me pide que juegue. Es parte del juego.
Yo no lo engaño. Yo juego al juego que él quiere que juegue (pausa).
Me pide que juegue al juego de que le cuente cómo lo engaño, y yo lo engaño para jugar al juego que él quiere que juegue. Son las reglas del juego. No lo puedo dejar de engañar porque no podría jugar (pausa larga).
Hay una ingenuidad masculina. El no sabe que el juego que él me propone, cuando me pregunta cómo lo engaño, es un juego inventado por mí - para que él juegue al juego de proponer que yo lo engañe y yo juegue al juego de engañarlo (pausa). Son puntos de vista.
El: (a ella) ¿Me engañás? (ella no contesta)

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.