SOCIEDAD › FALLO A FAVOR DE LA UBA EN EL PLEITO POR UN PREDIO DE PUERTO MADERO

Para seguir haciendo deportes

Un juez confirmó que le pertenece a la UBA el predio que reclamaba también la Corporación Puerto Madero. El lugar es usado como campo de deportes del Colegio Nacional de Buenos Aires. El rector de la universidad celebró el fallo, que todavía puede ser apelado.

“Es un derecho por el que venimos peleando desde hace muchos años y es la confirmación de un trabajo llevado a cabo por la universidad, luego de tantos intentos de avasallamiento que sufrió la UBA durante la década de los 90”, sostuvo el rector Ruben Hallu en relación con el fallo del Juzgado Nacional de Primera Instancia Civil y Comercial Federal Nº 9 que ayer le otorgó a la Universidad de Buenos Aires la propiedad del terreno ubicado en el barrio de Puerto Madero, donde funciona el campo de deportes del Colegio Nacional de Buenos Aires y que se encontraba en litigio con una empresa privada. El secretario general de la UBA, Carlos Más Vélez, no disimuló la alegría que le produjo la noticia y afirmó que la resolución judicial ratifica que esas tierras estuvieron destinadas al Campo de Deportes del Nacional de Buenos Aires y que la universidad “siempre lo defendió, a diferencia de lo que algunos plantearon”.

Según especificó Más Vélez a este diario, la Corporación Antiguo Puerto Madero –que había inscripto el terreno a su nombre– tiene tiempo de apelar el fallo dictado por el juez Alejandro Saint Genez, quien reconoció que no es válida la inscripción registral producida a favor de esa empresa, que había sido beneficiada por un decreto dictado por el ex intendente Carlos Grosso durante la década del ’90.

La resolución judicial fechada el 26 de octubre hizo lugar a la demanda promovida por la UBA y estableció “no oponible a ella” la inscripción registral otorgada a favor de la Corporación Antiguo Puerto Madero respecto del predio que posee la playa de ejercicios físicos del Colegio Nacional de Buenos Aires. Dispuso, además, que la Corporación “otorgue la escritura pública en beneficio de la actora” para su inscripción en el Registro de la Propiedad Inmueble de la Capital “en el plazo de treinta días corridos” una vez que quede firme el fallo dictado por Saint Genez. El secretario general de la UBA reconoció que la universidad esperó la resolución de la Justicia “durante muchos años, donde nos asistió un derecho evidente sobre esas tierras”. En este sentido, agregó: “Hoy tenemos una alegría inmensa porque se termina un litigio de más de 10 años, donde nosotros veníamos insistiendo sobre la propiedad de esas tierras”. Más Vélez consideró que, a partir del fallo, “se termina definitivamente con una situación de incertidumbre” y se ratifica que esas tierras “están destinadas al Campo de Deportes del Nacional de Buenos Aires”.

Entre los fundamentos del dictamen se estableció que el otorgamiento del terreno a esa empresa “se encuentra basado en un decreto que tiene menor jerarquía que la ley 20.654 que ratifica la titularidad de la UBA”. También precisa que la transferencia en propiedad a dicha Corporación “afectó el derecho de dominio que le fuera asignado a la Universidad de Buenos Aires a través de diferentes leyes sancionadas desde el año 1915”.

En agosto de 1914, un decreto otorgó el permiso precario para la instalación de una playa destinada a los ejercicios físicos, y con la sanción de la ley 12.249, en octubre de 1935, quedó consolidado el dominio del predio para el Nacional de Buenos Aires. Después de haber sido registrados en los ’90 por la Corporación Antiguo Puerto Madero, la UBA hizo una serie de presentaciones judiciales reclamando la restitución de los terrenos y los alumnos efectuaron actos y abrazos simbólicos al predio.

Compartir: 

Twitter
 

El predio en conflicto había sido inscripto como propio por la Corporación Antiguo Puerto Madero.
Imagen: Bernardino Avila
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.