SOCIEDAD › RECLAMO DE DOCENTES, PADRES Y ALUMNOS

Una escuela invadida por las ratas

La comunidad educativa de la Escuela Media Nº 6 del barrio de Retiro, donde también funcionan una primaria y una escuela infantil, denunció frente al Ministerio de Educación porteño la “grave situación” que viven por la gran cantidad de ratas que detectaron en las aulas y en la biblioteca. A su vez, los docentes advirtieron sobre las deficientes condiciones edilicias del centro educativo, donde asisten más de 300 alumnos: “Hay aulas sin luz, cuando llueve cae agua dentro de las aulas y salen por las rejillas los desechos cloacales”. Desde la cartera educativa aseguraron a Página/12 que la problemática de la escuela será solucionada esta semana.

Desde el inicio del ciclo lectivo, los estudiantes y docentes del secundario Padre Mugica, ubicado en Antártida Argentina y Letonia, conviven con roedores dentro de la escuela. “Los chicos van a clase con ratas. La caca de rata está por toda la escuela. También van alumnos con sus bebés, que gatean en contacto con el excremento” de los roedores, relató Florencia Diasprotti, docente y delegada de UTE de la escuela.

En otras oportunidades también se habían detectado ratas, pero este año la situación se agravó. “Llegó al límite cuando los alumnos estaban en la biblioteca y las ratas comenzaron a bajar para robarles la comida”, precisó la delegada, en diálogo con este diario. La presencia de roedores provoca que las aulas estén sucias: hay excrementos en los ficheros con legajos, sobre los libros y las mesas, describieron.

Padres y alumnos exhibieron fotos con las huellas de los animales durante la protesta, en reclamo de la desratización del edificio, que contó con el apoyo de la primaria Nº 25 del mismo barrio.

Al parecer, los roedores hicieron nido en el hueco del doble techo de chapa de la escuela. Por eso, la comunidad educativa reclama que haya un “plan sostenido para que las ratas no entren en la escuela”, a la que asisten chicos de la Villa 31 y del barrio de Retiro. También denunciaron que la escuela tiene “falencias de infraestructura”, entre las que figuran aulas sin luz eléctrica: al parecer, las ratas se comieron los cables. También hay desbordes de aguas servidas, cada vez que llueve, contó un docente.

Las autoridades de la escuela también golpearon puertas de la dirección de Control de Plagas, que depende de Ambiente y Espacio Público, donde les contestaron que “no había veneno (para ratas)”, contó otro maestro. Ayer, en el Ministerio de Educación les prometieron que hoy mismo se haría la desratización y la limpieza de la escuela.

Informe: Soledad Arréguez Manozzo.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.