SOCIEDAD › LA CORTE TUCUMANA RECHAZO LAS APELACIONES DE LOS CONDENADOS POR MARITA VERON

Un paso más cerca de quedar firme

El fallo del máximo tribunal provincial considera que las condenas fueron dictadas correctamente. La sentencia todavía no está firme. Todos los condenados están en libertad.

La Corte Suprema tucumana rechazó las apelaciones de los condenados por el secuestro y la desaparición de Marita Verón, con lo que dio por terminado el debate sobre la causa a nivel provincial. La sentencia, de todos modos, todavía no está firme, porque a las diez personas consideradas responsables de la ausencia de la joven tucumana, secuestrada en 2002, les queda aún la posibilidad de recurrir a una última instancia judicial: el pedido de un recurso extraordinario federal, para reclamar que la Corte Suprema de Justicia de la Nación revea el fallo condenatorio. Si lo solicitan, deberán hacerlo en un lapso de entre diez y quince días hábiles. Si no lo solicitan, la sentencia que estableció penas por la retención y el ocultamiento de Marita verón para su explotación sexual, quedaría firme. Hoy todos los condenados están en libertad. Los abogados de la madre de la joven, Susana Trimarco, confirmaron a este diario que en los próximos días pedirán que sean detenidos porque temen que varios de ellos se fuguen. “Estoy conforme y es un paso importante pero no hay que relejarse: a las víctimas hay que buscarlas. A Marita y a todas las personas que hoy están desaparecidas”, dijo Trimarco.

El fallo de los jueces René Mario Goane, Alicia Freidenberg, Marta G. Cavallotti y Néstor Rafael Macoritto respondió el recurso de casación que los condenados presentaron luego de que en 2013, al responder a un pedido de revisión presentado por Trimarco, la Corte Suprema revocara el primer fallo, dictado a fines de 2012, y que absolvía a todos los imputados. El fallo de 2013 consideró que el de 2012 había valorado las pruebas “de un modo arbitrario, irrazonable y descontextualizado, exhibiendo una fundamentación meramente aparente”. Señaló también que, en esa sentencia de la Sala II de la Cámara (integrada por los jueces Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano), brillaba “la ausencia de una esencial perspectiva de género”; y sólo avaló las absoluciones de María Jesús Rivero –ex mujer de Rubén “La Chancha” Ale– y su hermano, Víctor Angel. La sentencia que la Corte tucumana acaba de dar a conocer recogió y suscribió aquellas críticas, al tiempo que desestimó las presentaciones hechas por los condenados. De las presentaciones, sólo accedió y de manera parcial a la de una de las condenadas, Mariana Bustos, quien solicitó la suspensión de su arresto domiciliario. Bustos, de todas maneras, ya se encuentra en libertad porque en una tramitación paralela –y previa a este fallo– ya había obtenido respuesta favorable. En idéntica situación se encuentra Paola Gaitán.

Entre quienes continúan en libertad se encuentran también Daniela Milhein y su ex pareja Alejandro González, considerados fundamentales a la hora de captar jóvenes para la red de trata que secuestró y explotó a la hija de Trimarco, pero también condenados en otra causa vinculada. En agosto de este año, Milhein y González fueron considerados responsables del secuestro y la explotación sexual de F.M., una mujer que tenía 16 años cuando fue su víctima –y que ahora ronda los 30– y que, en esos años, durante su cautiverio, vio a Marita, algo que testimonió ante los jueces del caso Verón.

La sentencia por el secuestro y la explotación de la hija de Trimarco condenó a José Fernando “Chenga” Gómez y su hermano Gonzalo a 22 años de prisión y a Milhein y González a 18 por retención y ocultamiento agravado de Marita Verón para el ejercicio de la prostitución. También condenó a Carlos Alberto Luna y a Domingo Pascual Andrada a diecisiete años de prisión, a María Azucena Márquez (la madama “Doña Claudia”) a quince años; a Humberto Juan Derobertis a doce, a Mariana Bustos y Paola Gaitán a diez, en todos los casos como partícipes necesarios.

El mayor de los Gómez está en libertad desde abril de este año, vive en La Rioja. Milhein está en libertad desde junio de 2014 y vive en San Miguel de Tucumán, igual que González, libre desde un mes antes. Luna está en libertad desde mayo de 2014 y vive en La Rioja, mientras que Andrada vive en Tafí Viejo y está libre desde junio de 2014. Derobertis está libre desde junio de 2014, vive en La Rioja, al igual que Gaitán y Bustos. Todos ellos tienen prohibido acercarse a menos de 300 metros de Trimarco, su nieta o la Fundación María de los Angeles.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice
  • UNA FUNDACION LEVANTA SALAS Y PROYECTA FILMS ARGENTINOS EN ESCUELAS DONDE NUNCA FUERON AL CINE
    Una crónica de película
    Por Horacio Cecchi
  • JORNADA Y “CLASAZO” POR LA EDUCACION SEXUAL INTEGRAL EN PARQUE CENTENARIO
    Un día por la tolerancia
  • LA CORTE TUCUMANA RECHAZO LAS APELACIONES DE LOS CONDENADOS POR MARITA VERON
    Un paso más cerca de quedar firme
  • Diez años con el arte

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.