SOCIEDAD › LA COMUNIDAD GAY DENUNCIA “PERSECUCION JUDICIAL”

Polémica por una clausura

El conflicto entre algunos vecinos y la disco Amerika, centro de reunión de la comunidad gay-lésbica, es de larga data. La CHA dice que lo cerraron aunque se adecuó a las normas de seguridad.

“Esto nos está dando más trabajo que la ley de Unión Civil”, resumió César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA). La frase remite la clausura provisoria desde hace cuatro meses del boliche Amerika, un lugar de encuentro del público gay-lésbico, en la zona de Almagro. El titular del Juzgado Nº 10 en lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de Buenos Aires, Hugo Ricardo Zuleta, ordenó la clausura del local hace cuatro meses hasta que el boliche vuelva a tener la superficie original, de su primera habilitación, en 2000. En aquel entonces tenía 1346 metros cuadrados. La actual superficie es de 1730 metros cuadrados, ya que “Amerika, después de Cromañón, hizo ampliación para pasillos de salida, baños, tránsito, sistema de evacuación, sin que se modifique el tamaño de la pista”, indicó Cigliutti. La organización denuncia que éste es un caso de “persecución judicial”.

La medida judicial es consecuencia de una demanda iniciada por algunos vecinos de Amerika que, según la CHA, “no aceptan la presencia de un boliche gay”. Así, los demandantes no sólo cuestionaron la superficie del boliche, sino también los supuestos “ruidos molestos” que provoca durante su funcionamiento. La medida judicial argumenta que “la demandada no ha cumplido con la sentencia en cuanto le ordena ajustarse estrictamente con los términos de la habilitación original” y dispone hacer una “prueba de insonorización” recién después de que se aprueben las modificaciones edilicias.

La CHA cuestiona la decisión judicial porque dispone volver a las dimensiones que la discoteca tenía antes de la tragedia de República Cromañón. “Zuleta olvida que desde el 31 diciembre de 2004 todas las habilitaciones de los locales bailables porteños caducaron hasta que pudieran acreditar condiciones indiscutibles de seguridad. Las reformas de Amerika fueron pensadas a la luz de esa nueva realidad”, dice la organización.

La disco Amerika fue abierta en 2000. Su habilitación original era de 1346 metros cuadrados, con una capacidad para 856 personas. En 2003, la disco fue autorizada para ampliar el local. Y después del 1º de enero de 2005, cuando caducaron todas las habilitaciones tras la tragedia de Cromañón, recibió una habilitación provisoria, pues ya estaba en medio de un conflicto judicial. Su inclusión en el Registro Público de Locales Bailables, sin embargo, indicaría que para el gobierno porteño cumplía con las nuevas normas de seguridad post Cromañón.

Los problemas datan desde antes de la inauguración, en 1999, cuando la disco estaba en construcción. Primero hubo una denuncia por supuestos ruidos molestos en la calle efectuada por algunos vecinos “que confesaron en una carta a las autoridades que esta es una discoteca que tiene un público formado principalmente por personas homosexuales y transexuales, que trae aparejado un daño moral y económico”, dice la CHA.

La organización cuestiona al juez, además, porque “resuelve aplicarle (al local) parámetros de sonido por debajo de los decibeles autorizados para el resto de los locales: 45 db en lugar de 50 db”.

“La demora en el trámite judicial provocó un cierre que lleva ya cuatro meses, con la consecuente desesperación de sesenta empleados, algunos de ellos viviendo con VIH-Sida”, reclama la CHA. Al comienzo del conflicto “nos llamó el coordinador del CGP para hacer una mediación con los vecinos, pero ellos no quieren negociar, quieren el cierre”, comentó Cigliutti. “Todo esto tiene un contexto homofóbico”, advirtió.

Informe: M. S. Wasylyk Fedyszak.

Compartir: 

Twitter
 

El boliche Amerika, en Gascón al 1000, está clausurado desde hace cuatro meses.
Imagen: Pablo Piovano
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared