SOCIEDAD

Entrando por la puerta grande

 Por Gustavo Veiga

La puerta de entrada al llamado barrio chino costó unos 500 mil dólares. En una carta de dos carillas que presentaron por mesa de entradas de la Cancillería el 8 de junio pasado, los vecinos de Belgrano argumentan que el monumento “podría ser un caballo de Troya. En la peor de las hipótesis, el gobierno de la República Popular China habría emplazado un monumento a través de asociaciones inexistentes...”

¿A qué se refiere la Asociación Vecinos de Belgrano cuando habla de “asociaciones inexistentes”? A que la Asociación Unificación Pacífica China en Argentina y la Federación de Reunificación Pacífica de China en la Argentina carecerían de personería jurídica, según informó la Inspección General de Justicia (IGJ). Para corroborarlo, dos vecinos se hicieron pasar por representantes de esas organizaciones y efectuaron el trámite de reserva de denominación. No les negaron ese derecho porque nadie lo habría hecho antes que ellos.

El arco de 11 metros de alto por 8 de largo que está ubicado sobre la calle Arribeños casi esquina Juramento fue entregado simbólicamente al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, por el vicepresidente de la Asamblea Popular de China, Zhou Tienong, en julio del año pasado. Según Enrique Banfi, “el arco nunca se inauguró porque nosotros fuimos a hacer una manifestación frente a la embajada china.”

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared