SOCIEDAD › COMO VIVEN LOS FRATICELLI EN LA CARCEL

Domingos de reunión familiar

El ex juez Carlos Fraticelli y su mujer, Graciela Dieser, están detenidos en celdas separadas, pero en el mismo lugar: la alcaidía de Melincué. Allí tienen la posibilidad de reunirse cada domingo y recibir la visita de su hijo Franco, que llega con su mujer y su beba. También ven esporádicamente a otros miembros de la familia, quienes siguen defendiendo a rajatabla la “inocencia” de la pareja. Franco aún vive en la casa donde ocurrió el crimen que conmovió a la ciudad.
En diálogo con Página/12, Carmen Senger, prima del ex juez, comentó que la última vez que vio al matrimonio Fraticelli fue en el mes de enero cuando notó que su primo “estaba muy delgado”. Además, contó que “para mantenerse hace una dieta sana y mucho ejercicio físico”. En la cárcel, el ex juez suele leer y escribir bastante, mientras que su esposa elabora artesanías.
Graciela Dieser pasó por picos depresivos muy fuertes, por lo que recibe ayuda psicológica. “Al principio sufrió mucho en la cárcel, le cortaron el pelo de prepo y la maltrataron”, relató Senger. Pero sostiene que ahora las cosas cambiaron: “Los otros presos los acompañan y la gente que los cuida también”.
El matrimonio recibe los domingos la visita de Franco, su hijo mayor. El joven de 19 años convive con Andrea, su novia desde aquel momento, y tiene una beba de un año, quienes suelen acompañarlo en los encuentros de los domingos con sus padres. “A Carlos y Graciela les hace muy bien estar junto a su nieta”, señaló Senger, quien agregó que la relación de pareja entre los padres de Natalia “se recuperó en un 80 por ciento”.
Franco, su mujer y su hija habitan la casa donde ocurrió el crimen en mayo de 2000. El joven trabaja en un locutorio y estudia abogacía. “No entendemos cómo no se quebró y creo que para eso fue muy importante que él ya tenía una situación afectiva muy contenedora con esta chica, que es realmente una muy buena compañera”, dijo Senger.
La capacidad económica de la familia se vino abajo desde que Carlos Fraticelli dejó de percibir su sueldo de juez. Ahora, de acuerdo a su prima, algunos vecinos colaboran con la pareja acercándoles comida y otros elementos. “Los protegen y acompañan de esa manera”, agregó. Al ser consultados por este diario, tanto Franco como Andrea prefirieron no hacer declaraciones.
Carlos Fraticelli tiene un único hermano en Neuquén y otros familiares en Entre Ríos, Córdoba, Misiones y Buenos Aires, que suelen mantener contacto entre sí para conocer su situación. Varios de ellos se acercan para verlos y demostrarles su apoyo. Según Senger, hay vecinos de Rufino organizan rezos comunitarios “porque siempre los quisieron mucho y no claudicaron”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Domingos de reunión familiar
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.