SOCIEDAD › EL MINISTERIO DE SALUD OTORGA ASISTENCIA TECNICA

Apoyos para la producción

 Por P. L.

“El Ministerio de Salud es favorable a la producción pública de medicamentos”, sostuvo el jefe de gabinete de esa cartera; afirmó que “el reequipamiento del Instituto Malbrán está en pleno desarrollo” y que “se otorga asistencia técnica para que las unidades públicas productoras de medicamentos (UPM) lleguen a los niveles de calidad que exigen las normas”. No obstante, consideró que “si estos laboratorios produjeran para el Plan Remediar (de provisión gratuita a centros de salud), sus precios serían superiores a los que se consiguen en licitaciones internacionales”.
Leonardo Di Pietro, jefe de gabinete del Ministerio de Salud de la Nación, destacó que “hemos ayudado fuertemente al ordenamiento de más de 30 laboratorios provinciales, municipales o universitarios, para que se pongan en línea con las normas de la Anmat”. Di Pietro subrayó que este organismo de control “es reconocido como uno de los mejores centros de referencia en América latina, y las normas de calidad que utiliza son las que rigen en todo el mundo”.
En cuanto a los medicamentos para el Plan Remediar, “se adquieren en licitaciones internacionales: tenemos documentado el hecho de que estamos comprando a una treceava parte del valor al público de estos remedios. Los oferentes en estas licitaciones colocan los fármacos a un precio muy bajo porque cuentan con un enorme mercado mundial. Si las UPM produjeran líneas de medicamentos sólo para abastecer al Plan Remediar, el precio no alcanzaría para pagar lo invertido en su fabricación; habría que salir a competir al mercado, incluso al mercado internacional”, afirmó el jefe de gabinete de Salud.
Di Pietro precisó que “sólo en el Instituto Malbrán hemos invertido 4.200.000 dólares en instalaciones y equipamiento de última generación: estos trabajos, que todavía no finalizaron, nos darán la plataforma necesaria para distintos proyectos”.
El funcionario destacó “el protocolo de intención con Brasil, para la investigación, diseño y eventual producción de medicamentos esenciales. Estamos trabajando con los brasileños en un análisis cuidadoso para establecer a qué fármacos dedicarnos. La idea no es fabricar medicamentos que hoy son ya commodities, como la aspirina, sino los que son necesarios para patologías regionales como la enfermedad de Chagas-Mazza. También analizamos la cuestión de los antirretrovirales contra el HIV-sida, pero hay que tener en cuenta que, aun dejando entre paréntesis la cuestión de las patentes, montar un laboratorio para producir uno de estos medicamentos, aun comprando a terceros el principio activo, lleva dos años; si se trata de elaborar también el principio activo, tarda no menos de cinco años. Hay que estudiar estratégicamente los perfiles epidemiológicos de nuestros países y así establecer para qué tipo de productos se puede intentar la fabricación”.
Di Pietro aseguró que “también vemos con interés la posibilidad de asociaciones con empresas privadas, que pongan el gerenciamiento, la administración y parte del capital; el Estado pondría parte de la inversión y retendría una acción de oro que le daría poder de decisión, y también las eventuales patentes que surgieran de la investigación”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.