SOCIEDAD

La juntan con pala y camión

 Por Eduardo Videla

El contrato para la recolección de residuos es uno de los más codiciados de la ciudad. Lo sabe bien Macri, ya que el grupo familiar tuvo en sus manos una de las dos zonas en que se dividió la ciudad, entre 1980 y 1997, para la recolección de basura. Manliba, del grupo Macri, y Cliba, de los Roggio, tuvieron en sus manos el negocio hasta que la ciudad tuvo autonomía.

Entonces, el jefe de Gobierno Fernando de la Rúa optó por un esquema de cinco zonas, cuatro en manos de empresas privadas y una gestionada por empleados de la ciudad. La empresa de los Macri quedó afuera de ese esquema, pero en 2004, cuando Aníbal Ibarra convocó a una nueva licitación, volvió a interesarse por el negocio a través de su empresa Iecsa. Esta vez eran seis las zonas –cinco privadas, una estatal–, pero ninguna fue para la oferta de los Macri.

El actual contrato vence en febrero de 2009 y, en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, ya están redactando los nuevos pliegos. La idea que prevalece es que sean sólo dos las empresas privadas que se hagan cargo de otras tantas zonas, con lo cual se volvería al esquema que se impuso en 1980. Antes de esa concesión, la ciudad quemaba su basura en los incineradores instalados en los edificios o en “la quema” ubicada en terrenos del sur de la ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La juntan con pala y camión
    Por Eduardo Videla
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.