SOCIEDAD › LA JUSTICIA INTERVENDRá “DE OFICIO” PARA INVESTIGAR

El efecto de los canales

Autoridades provinciales realizaron nuevas inspecciones aéreas y confirmaron la existencia de canales de desagüe en campos casi secos. De todos modos, se afirma que no habría una sola causa.

La Justicia tomó en sus manos finalmente la investigación por las inundaciones en San Antonio de Areco. El fiscal general de Mercedes, Pablo Merola, sobrevoló la zona acompañado por el ministro de Justicia bonaerense y la titular de la cartera de Infraestructura, Ricardo Casal y Cristina Alvarez Rodríguez, respectivamente. Con ellos viajó un especialista en temas hídricos. Tras la recorrida, Merola pidió a la Dirección de Obras Hidráulicas de la provincia los datos sobre las habilitaciones de los “muchos” tendidos abiertos como canales de desagües en los campos linderos a la cuenca del río de San Antonio de Areco. “A simple vista se ven muchos canales”, dijo Casal. “Algunos naturales, que serpentean por distintos campos, y otros artificiales, que corren bajo los alambrados que van separando un campo de otro, de no más de un metro de ancho.” Será tarea de la Justicia ahora investigar la supuesta incidencia que tuvieron en el desborde histórico de las aguas hacia la ciudad.

“Un dato de los que le dijo la intendenta al fiscal me resultó muy llamativo y para ella era importante”, dijo Casal a Página/12. “Lo que dijo es que lo raro del desborde del río es que no sucedió como en otras ocasiones en las que el agua va subiendo de a poco, esto fue de repente.”

Durante el día, el gobierno de la provincia salió a corregir la versión que había circulado el fin de semana sobre el rol que cumpliría en la investigación penal por la crecida. “El gobierno no va a hacer ninguna investigación ni ninguna denuncia”, explicaron desde la jefatura de gabinete de Daniel Scioli. “La investigación la hará la justicia de oficio, ante lo que pasó, nosotros aportaremos los datos que nos pidan y nos dedicaremos a atender a la gente.”

Con esa premisa, la tarea quedó en manos de Merola. Los técnicos de la Dirección de Hidráulica le entregaron ayer a la mañana al fiscal las primeras imágenes que recogieron durante los vuelos del fin de semana. Y el fiscal, a su vez, les pidió los datos que constan en esa dirección sobre la supuesta existencia o no de la habilitación de los canales.

“Fuimos con la ministra de Infraestructura –agregó Casal– y a simple vista se observan en las cercanías canales de tipo artificial, rectos, en desagote, que son cortos, medianos y largos. El fiscal le pidió a Hidráulica un análisis urgente topográfico e hidrográfico para saber si la influencia de los canales fue determinante en la inundación.”

El domingo, el gobierno nacional y la provincia denunciaron la polución de estos canales como uno de los posibles factores de la estampida del agua. Uno de las pruebas con las que se encontraron fueron las imágenes aéreas que les permitieron ver que alrededor de los canales el agua se había desagotado en seis horas cuando en un proceso natural hubiese tardado dos o tres días. Durante el viaje de ayer eso también se confirmó: “Que los campos estaban secos, eso está claro”, agregó Casal. “Salvo alguno que tenían algún encharcado, la mayoría de los campos que tenía cosecha de trigo y de soja estaban sin espejo de agua, pero desde el aire no se puede observar la profundidad del canal.” Ni la velocidad del desagote, por eso, insistió, tienen que esperar los resultados de los estudios.

Desde 2003 en Areco, una publicación local, Areconet, registra denuncias de vecinos por canales clandestinos. El entonces intendente de Areco Eduardo Jordán explicó ayer que en ese momento se hizo una investigación y se regularizaron. Pero nadie sabe cuántos son los que ahora existen, cuándo crecieron ni cuál es su incidencia. En ese sentido, desde la provincia dicen que además de la hipótesis de los tendidos de de-

sagües clandestinos (que fuentes del Ministerio de Planificación, el primer día, calcularon en 30 mil), se estudian otras variables, como el efecto de los vientos del sudeste, la altura del río Paraná, el nivel de limpieza de la cuenca, el sistema de desagote de los canales y hasta el efecto que pudo haber tenido la siembra directa sobre la capacidad de absorción de la tierra.

En esa línea, donde las hipótesis se multiplican, intentó pararse desde el primer día la intendenta local, Estela Lennon, de extracción radical. “Hay desagües naturales como otro tipo de desagües que se nota que van al río y pueden haber sido producidos por el hombre –dijo ayer–, pero son todas hipótesis. Esto, hasta que no está confirmado y yo lo pueda decir abiertamente, no lo puedo ver como una opción clara.”

Compartir: 

Twitter
 

La inundación en San Antonio de Areco fue muy rápida y con más agua que en otras ocasiones.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.