SOCIEDAD

“No vamos a amparar a nadie”

 Por Raúl Kollmann

Por R. K.

“Vamos a seguir trabajando en la investigación de la muerte de Ariel Domínguez. Me comprometí con la familia de Ariel y le daremos todo el apoyo a la jueza”, aseguró Nilda Garré en referencia al joven que resultó muerto por un disparo del policía federal Ariel Mendoza.

–¿Por qué no se terminaron todavía las pericias sobre el arma?

–Recién el viernes al mediodía la jueza le permitió a la Gendarmería abrir el sobre que contiene el arma. Se ve que la doctora Lanz estaba esperando si la familia Domínguez se constituía en querellante, con lo que tenía derecho a designar un perito. No lo hizo. El viernes al mediodía se empezó a trabajar en la pericia. Supongo que mañana o pasado estarán los resultados que se le entregarán a la jueza.

–¿Cómo es posible que un efectivo abandone su puesto, en el Renaper, para salir corriendo a asistir a otros policías en un hecho menor? No había un tiroteo, ninguna situación dramática que obligara a Mendoza a salir corriendo del objetivo que tenía que custodiar.

–Estamos investigando si había terminado su horario y ya salía de allí. Si no había cumplido el horario, no debió salir. Era un hecho menor, un desorden. La jueza también trata de determinar si el arma se cayó de su cartuchera o si la llevaba en la mano, se tropezó y cayó, disparando casi instintivamente.

–¿Se tomaron muestras de la mano para determinar si Mendoza disparó?

–Por supuesto. Se tomaron muestras de la mano, del uniforme, del pecho, o sea de todos los lugares donde podría haber restos de la pólvora del proyectil.

–¿Habló con la familia Domínguez?

–Sí, hablé con el hermano de Ariel. Le ratifiqué que vamos a ser muy severos en las sanciones con el cabo Mendoza. Y desde ya que está separado de la fuerza. No vamos a amparar a nadie. Dí la orden de que ningún abogado de la Policía Federal ejerciera su defensa. Mendoza obviamente puede recurrir a un defensor oficial o a un defensor particular.

–¿Hay responsabilidad del efectivo, en cualquier hipótesis?

–Es evidente. Aun en la hipótesis de que se le cayó el arma, parece claro que no estaba en las condiciones que correspondían, con el seguro puesto, que no generara riesgos para terceros y para él mismo. Esto también deja un tema que afrontaremos en la fuerza: hay que reforzar las medidas de seguridad en la actuación policial, para no poner en riesgo a la población y a los propios policías.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • “No vamos a amparar a nadie”
    Por Raúl Kollmann
  • Contra el derribo
    Por Raúl Kollmann
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.