SOCIEDAD

Un abogado de la noche

El abogado Matías Pantarotto admitió a Página/12 que había llamado a Ibáñez, de titular de la AGC, para pedir por la habilitación de un boliche al lado del local donde funcionó Beara.

El letrado aseguró que representa legalmente a unos “25 locales” y que tramita al menos “cinco recursos de amparo”, para que otros tantos locales sean habilitados como bailables clase C.

Pantarotto se comunicó con este diario para afirmar que sus gestiones con Leandro Camani y Federico Garaglia, imputados en una causa por extorsión a comerciantes, “nunca incluyeron pagos de dinero”. “No extorsioné a nadie y además no fui citado a declarar como imputado”, dijo.

–¿Y entonces por qué pidió eximición de prisión?–preguntó este diario.

–Por si tenía que viajar al exterior.

Pantarotto aclaró también que si bien es abogado de socios de Beara, “no fui yo quien se jactó de haber logrado la habilitación, sino Camani, como aparece en las escuchas”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Un abogado de la noche
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.