SOCIEDAD

Heridos por balas perdidas

Como consecuencia de lo que ya parece ser una triste costumbre, un nene de seis años, un joven de 24 y un hombre fueron víctimas de las balas perdidas. En el barrio porteño de Once, un nene recibió un balazo en la cabeza mientras celebraba la Navidad en la puerta de su casa junto a su familia, apenas pasada la medianoche. “Se salvó de milagro y tiene problemas de movilidad en el brazo y la pierna izquierda”, relató ayer el padre en el Hospital Gutiérrez, donde el nene fue operado y continúa internado. En la localidad de Villa Centenario, en Lomas de Zamora, un joven de 24 años también recibió un disparo en la cabeza cuando se encontraba reunido junto a su familia y algunos amigos en el patio de su casa. Cerca de las 5 de ayer, Alejandro Humberto Romero cayó imprevistamente al piso al recibir el impacto de una bala perdida. De inmediato fue trasladado al Hospital Allende, en Ingeniero Budge, y luego derivado al Evita, de Lanús, donde se informó que su estado de salud era delicado. La tercera víctima fue Héctor Raúl Ledesma, quien había ido a buscar a su hijo a una fiesta familiar en la localidad bonaerense de Monte Grande y cuando regresaba recibió un balazo en el pecho. El hombre fue trasladado al Hospital Santamarina y hasta anoche su estado también era grave.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.