SOCIEDAD

La bienvenida a Amanda

Amanda Berry, quien permaneció secuestrada durante diez años junto a otras dos mujeres en Cleveland, Ohio, volvió a ver a su familia ayer.

“Dios mío, mi corazón se detuvo”, dijo una vecina, Jessica Duna, cuando vio llegar a la joven de 27 años en un auto junto a su hija de 6 años, nacida durante su cautiverio.

“Es triste que su mamá no esté aquí. Eso rompe el corazón”, agregó Jessica, de 50 años, un ama de casa que vino a apoyar a Amanda, aunque no conoce a la familia. La madre de Amanda, Louwana Miller, murió de pena, según sus familiares, en marzo de 2006.

“Bienvenida a casa, Amanda”, se podía leer en un inmenso cartel rojo colgado en la entrada de la casa, decorada con decenas de globos de colores

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.