SOCIEDAD › LO QUE DICEN LOS AUTOMOVILISTAS

Esperar al lunes

Son las cinco y media de la tarde. En el cruce entre las calles Carlos Pellegrini y Paraguay, una señora en un Honda gris aprovecha el semáforo en rojo para llamar al oficial de tránsito. Baja la ventanilla, saca el brazo para que el oficial la ubique y recién entonces le pregunta a los gritos: “¿Cómo tengo que hacer para agarrar Marcelo T.?”. El oficial, de chaleco flúo y gorrita negra, parado en una de las nuevas dársenas del metrobús porteño, alcanza a contestarle a la distancia. La señora, de unos 50 años, se queda unos segundos mirándolo, sorprendida por la respuesta que acaba de recibir. “¿Hasta Juncal?”, le dice, después, molesta, al oficial. Cuando el semáforo cambie de color, el Honda gris de la señora avanzará por Carlos Pellegrini. Doblará cuatro cuadras más adelante. En el día de la inauguración del metrobús 9 de Julio, los automovilistas que transitaban por la zona intentaban adaptarse a las distintas modificaciones provocadas por la obra. Taxistas y choferes de combis, por su parte, remarcaron que para realizar una evaluación todavía era prematuro: las vacaciones de invierno aún no han finalizado.

Raúl tiene 53 años y hace diez que es taxista. Está estacionado sobre la calle Cerrito, frente a la plaza Libertad, esperando a un pasajero. “Al metrobús habrá que verlo caminar. Hay que esperar y ver cómo se va desarrollando. No nos olvidemos que estamos todavía de vacaciones y por eso está todo más tranquilo”, dice Raúl. “Desde que ando por la ciudad que hay problemas con el tránsito. Yo no sé si va a resultar esto. Espero que a los pasajeros los beneficie. Creo, igual, que hay que darle tiempo”, agrega. Martín, de 43 años, otro taxista, cree que “el lunes va a ser un desastre” la circulación por los diez carriles que quedaron para los automóviles en la avenida 9 de Julio. “Ahora están todos de vacaciones. Te quiero ver la semana que viene. El lunes esto va a ser un desastre, seguro. Y encima no están pasando todos los colectivos, faltan líneas que todavía no se sumaron”, agrega.

El charter que maneja Rubén está estacionado sobre la calle Cerrito, a la altura de Diagonal Norte. Todos los días atraviesa la avenida 9 de Julio por la calle Carlos Pellegrini o Cerrito, según venga o vaya en dirección a Monte Grande, al sur del conurbano bonaerense. “Creo que el metrobús puede llegar a agilizar el tránsito. Esperemos que lo haga, aunque la verdad de todo se verá en unos días, cuando todos vuelvan de las vacaciones de invierno”, sostiene Rubén, de 45 años. Y agrega que “faltan obras en el extremo norte y dicen que en San Juan van a hacer un túnel hasta Constitución”.

Informe: Nicolás Andrada.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.