SOCIEDAD

Un servicio cerrado

El servicio 14-22 del Hospital Borda, que atendía a usuarios de drogas y pacientes con VIH, fue cerrado a fines de abril de 2011 por el Gobierno de la Ciudad, que incumplió una medida judicial que reclamaba mejoras edilicias en el pabellón donde funcionaba y tampoco dispuso de un nuevo lugar, sino que distribuyó a los pacientes en otros servicios.

La causa se había iniciado en octubre de 2010, cuando el asesor tutelar Gustavo Moreno reclamó mejoras edilicias en el pabellón donde funcionaba el servicio 14-22. En ese momento, el Ministerio de Salud porteño no sólo no apeló la medida, sino que resolvió que los pacientes serían trasladados a otro pabellón, que sería acondicionado especialmente, con un espacio cerrado con rejas.

Pero cuando se realizó una inspección judicial, en marzo de 2011, la jueza Andrea Danas, titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 9 de la Ciudad, descubrió que el lugar no sólo no se había acondicionado en el plazo previsto, sino que los pacientes habían sido distribuidos en otros servicios, lo que no “conducía a una mejora del servicio, sino al desmantelamiento del mismo”.

En este sentido, Danas resolvió que el Gobierno de la Ciudad debía “mantener el servicio 14-22” y la atención de los pacientes consumidores de drogas, algo que no sucedió.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Un servicio cerrado
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.