SOCIEDAD

La expedición del Coriolis II

El Coriolis II es un barco pequeño que no admite más de 28 personas a bordo. Tiene una eslora de 50 metros y requiere la presencia de 14 tripulantes. Parecen muchos, pero como la nave tiene actividad durante las 24 horas, parte de los tripulantes son de relevo. Por eso queda lugar para apenas 14 científicos. Su equipamiento es de última generación.

El barco pesa unas 836 toneladas y para su propulsión usa cuatro motores Deutz diesel de seis cilindros, con dos hélices que giran a 750 revoluciones por minuto, lo que le permite alcanzar una velocidad de 15,75 nudos.

La nave llega mañana al puerto de Buenos Aires y parte el domingo rumbo a las aguas del golfo de San Jorge. Allí estará un mes, todo febrero.

El golfo de San Jorge es un ambiente marino abierto al Océano Atlántico ubicado en la región central patagónica, entre 45 y 47 grados de latitud sur, en una extensa zona compartida geográfica y jurídicamente por las provincias de Chubut y Santa Cruz.

La zona alberga un complejo ecosistema que brinda diversos servicios, entre ellos, la explotación de recursos no renovables, como la proyección de la industria de hidrocarburos off shore, y recursos renovables, como la pesca, así como el turismo, a través de áreas protegidas para la conservación de la biodiversidad.

Además, el golfo es un área de alta productividad y biodiversidad: de desove, desarrollo de invertebrados y peces, relevante para la pesca industrial y artesanal, y escenario de la industria petrolera marina.

Compartir: 

Twitter
 

El Coriolis II, el barco canadiense que el domingo parte al sur.
SUBNOTAS
  • La expedición del Coriolis II
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.