cash

Domingo, 24 de diciembre de 2006

EL GOBIERNO ESTA OBSESIONADO POR SEGUIR ACUMULANDO RESERVAS

Dólares son amores

Pese a que el contexto financiero internacional y el local complicanla política de sumar reservas en cantidad, el Banco Central tienela orden presidencial de seguir comprando todos los dólares posibles.

 Por Claudio Zlotnik

En medio del fuerte ingreso de divisas, el Banco Central redobló la apuesta. La orden de Néstor Kirchner es seguir acumulando reservas. El Presidente recibe todas las tardes varios correos electrónicos desde la entidad monetaria con los movimientos del mercado cambiario. No sólo la cotización del dólar sino también el monto de liquidación de los exportadores. No quiere perder detalle de esa operatoria. Le preocupa la presión hacia una revaluación del tipo de cambio. Desde los despachos oficiales, no obstante, no pierden de vista lo sucedido en Tailandia. Los funcionarios se quieren resguardar de un eventual tsunami financiero.

Los bancos de inversión internacionales más importantes publicaron informes con un diagnóstico coincidente: el sobresalto en Bangkok fue tan sólo un resbalón aislado. Destacan que la fiesta en los mercados financieros continuará y que la suerte de los negocios no depende de lo que ocurra en Asia sino en los Estados Unidos. La expectativa de lo que pueda ocurrir en este país divide a los analistas.

Los bancos centrales de América del Sur ya juntaron 200.000 millones de dólares, un nivel record.

En la city están seguros de que la valorización financiera todavía tiene margen, a pesar de las recientes subas y los precios record. Los operadores sostienen que Brasil está marcando el camino, y que los títulos de deuda argentinos rinden más que sus pares del país vecino aun cuando la economía argentina muestra una solidez mayor. La liquidez internacional, en un contexto de perspectiva de baja de tasas, daría la garantía de un escenario positivo.

En el Gobierno sostienen que las condiciones para que continúe la racha positiva están a la vista. Una economía que terminará este año con un crecimiento cercano al 9 por ciento, inesperado aun para los más optimistas, y con grandes chances de repetir en 2007 se ha convertido en un bocado para los financistas. Sin riesgos a un nuevo default y con un dólar estable, los bonos en pesos indexados ofrecen rendimientos superiores al 12 por ciento anual en moneda dura, un nivel imposible de conseguir en los países desarrollados.

Frente a la oleada de dólares calientes, el Gobierno confirmó la estrategia de acumular reservas. Kirchner, Miceli y Redrado coinciden en que esa es la mejor manera de ganar autonomía respecto de los vaivenes de los mercados financieros. Es la misma estrategia que están llevando adelante los demás países del continente. Los bancos centrales de América del Sur ya juntaron 200.000 millones de dólares, un nivel record. Esa fortaleza es la que anima y potencia la actitud de los especuladores. La perspectiva de que los precios de los cereales continuarán en niveles altos, dada la fuerte demanda asiática y de los Estados Unidos, en este caso para abastecer la producción de biocombustible, dan sustento a los actuales valores históricos.

En este contexto, algunos bancos de inversión evalúan revisar a la baja la proyección del tipo de cambio para 2007. Los analistas, que preveían un dólar de 3,20 pesos para el año que viene, estiman que el precio estaría por lo menos cinco centavos por debajo de ese escalón, aun tomando en cuenta las intervenciones del Central.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.