cash

Domingo, 9 de diciembre de 2007

LA RESERVA FEDERAL VOLVERIA A BAJAR LA TASA DEBIDO A LA CRISIS HIPOTECARIA

Temblor en Estados Unidos

La banca central de la principal potencia económica está bajo presión por las dudas que existen acerca de la posibilidad de una recesión en EE.UU. Quebrantos multimillonarios de bancos líderes.

 Por Claudio Zlotnik

Algunos operadores comparan la actual coyuntura financiera con la que existía en las semanas previas a fines de 1999. En aquel año había una fuerte demanda de liquidez a nivel mundial ante el temor que ocasionaba el cambio de siglo. Eran tiempos en que se había puesto de moda el Y2K. A diferencia de entonces, ahora el miedo nada tiene que ver con cuestiones ligadas a la tecnología sino a la suerte de la economía de los Estados Unidos. Todas las miradas están colocadas en la Reserva Federal (banca central estadounidense). Tanto en Wall Street como en el microcentro porteño esperan que, para alejar riesgos, esta semana la FED vuelva a bajar la tasa de interés.

Nueve de cada diez bancos de inversión de Wall Street creen que la tasa de corto plazo caerá en un cuarto de punto, al 5,25 por ciento anual. Y que durante 2008 haya rebajas adicionales.

La fuerte aversión al riesgo se evidencia en los actuales niveles de tasas de interés internacionales. La Libor a tres meses se encuentra en el 5,15 por ciento anual mientras que a seis meses se ubica en 4,90. El bono del Tesoro estadounidense a diez años rinde en torno del 4 por ciento anual. Esta inversión de la curva marca la desconfianza de los inversores en lo que pueda suceder con la economía estadounidense en los próximos meses. Bancos de inversión líderes instalados en Nueva York no descartan una sensible desaceleración entre el final de este año y el primer trimestre de 2008. Como hace algunos meses lo señalara Alan Greenspan, entidades como el JP Morgan le asignan un 35 por ciento de probabilidades a un escenario recesivo.

Ben Bernanke, titular de la FED. La suerte de la economía de los Estados Unidos es seguida con lupa por los inversores. Foto: EFE

La nueva corrección bajista en la tasa intentará evitar una profundización de la crisis por los créditos hipotecarios subprime. Ben Bernanke y el resto del directorio de la FED quieren tener un “control del daño” provocado por la irregularidad de esos préstamos. Y es por ese motivo que se descuenta una nueva caída en el costo del dinero interbancario de corto plazo.

El objetivo principal es evitar un círculo vicioso que corte el otorgamiento de créditos. Hasta ahora se verificó una mayor prudencia de las entidades financieras pero las perspectivas son preocupantes ante el golpe sobre la solvencia provocado por la morosidad de los préstamos con garantía hipotecaria.

La suerte de la economía de los Estados Unidos es seguida con lupa por los inversores. Los temores a una recesión ya golpearon sobre el precio de algunos commodities que hasta hace algunos meses se encontraban en niveles históricos. El cobre, que había tocado un máximo de 370 dólares, ahora ronda los 300. Por ahora no hubo un correlato con los productos agrícolas, que se mantienen en valores record.

Los corredores en la plaza local están pendientes de lo que ocurra con Estados Unidos. La rebaja de la tasa por parte de la FED se constituye en un paso más para la reapertura de los mercados internacionales. Pero, más allá de esa cuestión, un escenario de tasas bajas mantiene las perspectivas de precios altos de los productos exportables, que es lo que necesita la Argentina para seguir creciendo. Para Cristina Kirchner, la decisión de la Reserva Federal de volver a bajar el costo del dinero se convertirá en otra buena noticia en el comienzo de su mandato.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.