cash

Domingo, 8 de junio de 2008

FINANZAS > LA ESTRATEGIA DEL BANCO CENTRAL CON EL DOLAR Y LA TASA DE INTERES

El patrón del mercado

El BCRA bajó el dólar para castigar a especuladores. También habilitó una suba de tasas para detener la pérdida de depósitos, pero ahora induce una baja. Compra bonos para sostener precios.

 Por Cristian Carrillo

El Banco Central intervino fuerte en el mercado cambiario para contener el precio del dólar en el último mes. Lo hizo vendiendo cerca de 2000 millones de sus reservas y absorbiendo tres veces esa cifra en base monetaria. El resultado fue un encarecimiento del dinero. En un principio, el efecto sirvió para frenar el drenaje del sistema financiero. Sin embargo, el Central tiene ahora que enfrentar la segunda etapa de su política: reducir las tasas de interés para evitar enfriar la economía. En los últimos días, el Central se convirtió en el principal comprador de títulos públicos locales nominados en pesos. Se inclinó por los bonos ubicados en el tramo más largo de la curva de rendimiento con el objetivo de establecer un techo a la expectativa del mercado sobre la tasa de interés. La recuperación de las cotizaciones de esos papeles benefició a las AFJP y a los bancos nacionales, que son los principales agentes tenedores de títulos. Se estima que la mitad de la cartera de esos operadores son bonos nacionales y un 35 por ciento en papeles ajustados por CER. Esos títulos bajaron 30 por ciento desde que comenzó el lockout agropecuario. Esa caída impactó en el rendimiento de las AFJP, que descendió del 15 al 7 por ciento en promedio.

El propósito del Central es lograr una baja en la tasa de largo plazo y así influir en la de corto. La cuestión es que la incertidumbre por el conflicto agropecuario está jugando en contra de esa estrategia. La caída de depósitos en pesos obligó a los bancos privados a subir sus tasas para retener clientes. Los plazos fijos ofrecen al inversor una renta mayor a 16 por ciento anual. Mientras que fideicomisos financieros y algunos cheques de pago diferido rinden más de 20 por ciento anual. Y, paradójicamente, las Letras y Notas que el Banco Central utiliza para esterilizar los pesos que emite por la compra de dólares compiten con una tasa que llega hasta un 17 por ciento.

Otro aspecto que conspira contra la política de la entidad monetaria es el cuestionado índice de precios del Indec. “En los títulos ajustados por el costo de vida, la parte del CER era la variable, pero ahora es una constante que se estima en 8 por ciento”, explicó a Cash el responsable de importante banca de inversión.

El Banco Central primero derrumbó el tipo de cambio y luego dejó elevar la tasa de interés. “Parece una receta del Fondo”, dicen con ironía en la plaza bursátil. “Era difícil pensar que este gobierno iba a realizar esa política. Ahora hay que ver cómo siguen”, señaló un operador del mercado cambiario y de futuros.

Además de las compras en el mercado mayorista y a término, la entidad comandada por Martín Redrado comenzó a arbitrar Letras y Notas en pesos y en dólares. El tipo de cambio implícito en esas operaciones de títulos es actualmente de 3,18 pesos. La idea es también bajarlo, acercándolo al mayorista, para evitar el ingreso de capitales vía mercado de valores. Un recurso muy utilizado por fondos especulativos que quieren escapar al 30 por ciento de encaje sobre el ingreso de dólares al país.

De esa manera, el Central defiende el tipo de cambio a través del arbitraje, y la tasa, con la compra de títulos. Si logrará ambos objetivos, uno o ninguno, es la apuesta que existe en la city. Algunos financistas, en cambio, evalúan que Redrado está haciendo un buen negocio comprando bonos a los actuales precios y apostando a que suban cuando se solucione el conflicto con el campo. Ya ganó 70 millones de pesos a los que apostaron a una disparada del tipo de cambio jugando contra el dólar a futuro.

Compartir: 

Twitter
 

El Banco Central se convirtió en el único comprador de títulos públicos locales nominados en pesos.
Imagen: Gonzalo Martinez

El buen inversor

Autopista del Sol, concesionario vial del Acceso Norte, presentó el balance trimestral cerrado en marzo con una pérdida de 18,6 millones de pesos a pesar del incremento de tránsito registrado en ese período.

Banco Credicoop ha compartido el primer puesto en el ranking de aciertos del Relevamiento de Expectativas de Mercado del BCRA, correspondiente a las predicciones mensuales y trimestrales de mayo de este año.

Movistar lanzó el servicio de viajes online en Argentina con accesos a través de wap y sms. El desarrollo de este nuevo producto requirió una inversión de cinco millones de pesos.

Se constituyó la Asociación Mundial de Abogados de Aeropuertos y se designó por unanimidad a Diego González, gerente del Departamento de Legales de Aeropuertos Argentina 2000 como su presidente.

El grupo brasileño publicitario Totalcom anunció la adquisición de la argentina Smash y adelantó que comprará otras cuatro firmas en el país, en el marco de su objetivo de expansión en Latinoamérica.

El primer hotel de cinco estrellas en la ciudad de Neuquén será inaugurado con una inversión de más de 30 millones de pesos, informó el hotel Casino Magic.

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa
    Sube, sube...
    INFORME ESPECIAL
    Fuerte alza de las tasas de interes
    Por Roberto Navarro
  • BUENA MONEDA
    Reparar un error
    Por Alfredo Zaiat
  • CORTES DE RUTAS Y RIESGO DE DESABASTECIMIENTO
    Días de campo
    Por Claudio Scaletta
  • CONDICIONES SOCIALES Y MATERIALES DE LOS SECTORES DE MENORES INGRESOS
    Pobreza estructural
    Por Natalia Aruguete
  • EL BAUL DE MANUEL
    Interdependencia. Vivir sin trabajar
    Por Manuel Fernández López
  • DEBATE SOBRE LA INFLACION Y EL ENFRIAMIENTO DE LA ECONOMIA
    Eludir a los conservadores
    Por Humberto Zambon
  • FINANZAS > LA ESTRATEGIA DEL BANCO CENTRAL CON EL DOLAR Y LA TASA DE INTERES
    El patrón del mercado
    Por Cristian Carrillo

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.