cash

Domingo, 19 de octubre de 2008

AGRO > ARANCEL MOVIL PARA CEREALES EN EUROPA

Proteccionismo comercial

La comisaria de Agricultura de la UE, Mariann Fischer Boel, propuso reintroducir aranceles a la importación de cereales al mercado común.

 Por Claudio Scaletta

Una de las enseñanzas de la crisis internacional no es sólo el fracaso práctico del discurso de la liberalización financiera, lo que ya es obviedad, sino que a la hora de definir políticas económicas los países centrales son eminentemente prácticos. En sus decisiones para implementar instrumentos de política, la ideología es un dato menor, que sólo corre cuando se trata de legitimar intereses en terceros y remotos países.

En las últimas semanas, las consultoras locales compitieron por explicar los mecanismos de transmisión de la crisis a la “economía real”. El punto clave en materia agropecuaria fue la baja de los precios de los commodities por dos razones: la salida de fondos especulativos de estos mercados y el freno de la demanda mundial. Ninguno de estos análisis incorporó en materia agropecuaria uno de los temas de los que dan cuenta los medios de comunicación europeos: la muy probable acentuación del proteccionismo comercial, que podría retornar incluso a los mercados de cereales.

Esta semana la comisaria de Agricultura de la UE, Mariann Fischer Boel, propuso reintroducir aranceles a la importación de cereales al mercado común. El objetivo, como el de cualquier arancel a la entrada de productos, es proteger a los productores del bloque frente a la caída de los precios internacionales. Lo notable es que la noticia se conoce al mismo tiempo que en la más rancia prensa argentina, esa que suele señalar que el país debe mirar lo que hace el mundo, se editorializa sobre la libertad de comercio cuando internamente se intenta proteger el valor agregado local. Cosas de la periferia.

Para los exportadores argentinos el efecto de un arancel en destino es el mismo que el de una retención en origen, con la diferencia de que el fisco que cobra es el de otro país en el que, dicho sea de paso, no son el paisaje y al que no es posible ir a cortar rutas ni a desabastecer.

Afortunadamente, el comercio exterior de cereales está lo suficientemente diversificado como para no depender de Europa. No obstante, el efecto de estas medidas es conocido: consiguen la protección efectiva de los mercados en que se aplican pero, en el contexto de un ciclo de caída de precios internacionales y tratándose de importadores relevantes, retroalimentan la baja.

De todas maneras, la propuesta de Fischer Boel todavía debe ser adoptada por la Comisión de la UE. Según los funcionarios europeos, el nivel de los aranceles para cada producto individual será “móvil”; dependerá de cuánto caigan los precios. Si se estabilizan, volverán a cero, consolaron.

Europa tuvo aranceles para las importaciones de cereales hasta hace muy poco tiempo. Fueron eliminados en noviembre del año pasado. Aunque algunos economistas locales dijeron entonces que “mientras Europa liberaliza, Argentina sube retenciones”, lo cierto es que la liberalización respondió a no sumar el arancel a los explosivos precios internacionales de ese momento. Además, se le había puesto fecha límite: junio de 2009.

De acuerdo a la agencia Europa Press, el reglamento que reintroduce los derechos de aduana fue presentado este jueves al comité de gestión de las organizaciones comunes de mercado. Ahora tiene que ser adoptado por el Ejecutivo comunitario y entrará en vigor tres días después de su publicación en el Diario Oficial de la UE.

Regresando al plano local, en marzo de este año hubiese sido para muchos difícil creer que sólo unos pocos meses más tarde las condiciones internacionales cambiarían a tal punto que, desde una perspectiva estrictamente técnica, resultaría aconsejable revisar las actuales retenciones de los cereales. El cambio de escenario reafirma también la conveniencia macroeconómica de que los aranceles al comercio exterior sean móviles.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El comercio exterior de cereales está lo suficientemente diversificado para no depender de Europa.
Imagen: Guadalupe Lombardo

Agro

La Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) autorizó la exportación de 227 mil toneladas de maíz remanentes de la cosecha 2007/08, tras registrar nuevas declaraciones de stock.

Productores, empresarios y estudiantes interesados en el cultivo de aloe saponaria participaron ayer de una jornada de capacitación enmarcada en el Proyecto Regional de Diversificación de la Estación Experimental Agropecuaria Pergamino “Walter Kugler”.

El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola prestará 19,3 millones de dólares a la Argentina para la ejecución de un Programa Nacional de Desarrollo de las Areas Rurales.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.