cash

Domingo, 28 de junio de 2009

DEBATE > REINVERSIóN DE UTILIDADES O DISTRIBUCIóN DE DIVIDENDOS

“Momento de una reforma tributaria”

 Por Alejandro Otero *

El organismo de contralor objeta que una empresa privatizada distribuya dividendos. Es decir, que asigne las ganancias obtenidas a sus accionistas. Esta operación es práctica frecuente en las empresas. Las utilidades obtenidas o se reinvierten en la empresa o se distribuyen, y “salen de ella” a manos de sus accionistas. La objeción desató una previsible discusión: ¿tiene o no facultades el Ente para impedir la decisión del directorio de la empresa?; ¿se ha cumplido con el plan de inversiones comprometido por la privatizada? Muy interesante cuestión: el Ente de contralor controla. Bienvenido sea.

También vale la pena convertir el episodio en oportunidad para recordar el tratamiento que tienen los dividendos en nuestro Impuesto a las Ganancias. Veamos. Las utilidades de las empresas son gravadas al 35 por ciento. Esa es la norma para las personas jurídicas en nuestra ley de Impuesto a las Ganancias, pronta a vencer una vez más. Si se distribuye o no esa ganancia, no existe ningún trato impositivo diferencial. Así, la empresa que reinvierte sus utilidades y la que las distribuye entre sus accionistas recibe el mismo trato. ¿Y las pymes? Lo mismo. Por el lado del receptor del dividendo, si es una persona física y a consecuencia del mentado trato laxo de la renta financiera en nuestra legislación tributaria, el ingreso no es computable a la hora de liquidar el impuesto a las ganancias. O sea, ese ingreso personal no paga impuesto. El análisis se puede sofisticar para el caso de ser otra empresa el accionista o que existan exenciones de por medio o si el inversor es extranjero, etc. Pero lo central está dicho.

Ahora bien, si se quiere favorecer la reinversión (sobre todo en un contexto de crisis, sobre todo entre quienes generan empleo), ¿no será conveniente “premiarla” impositivamente? Es decir, dar un trato diferente a la reinversión y a la distribución de utilidades. Por otro lado, ¿tiene sentido a esta altura del partido mantener el trato alegre otorgado a los dividendos? La ausencia de una Reforma Tributaria no obsta pequeñas modificaciones virtuosas. En sociedades de mercado, para redistribuir la riqueza el sistema tributario es un instrumento idóneo y potente. Mal que les pese a los neoliberales. Sobre todo cuando se trata de redistribuir a favor de los que menos tienen. ¿No será hora de usarlo?

* Especialista en temas tributarios, ex director de Rentas de la Ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.