cash

Domingo, 15 de noviembre de 2009

Fierros con mucho aguante

El desarrollo de la producción local, la expansión a mercados externos y políticas estatales de promoción le permitieron enfrentar la crisis.

 Por Diego Rubinzal

Desde el año pasado, los pronosticadores de turno vienen profetizando despidos y cierres en la industria de la maquinaria agrícola. Pero no se cumplieron esos vaticinios. El parque industrial de maquinarias agrícolas y agrocomponentes está constituida por más de 700 empresas distribuidas principalmente en las provincias de Santa Fe (44% del total), Córdoba (24%) y Buenos Aires (21%). La mayoría de las firmas son pymes y emplean en forma directa a 45 mil personas. Si bien las dificultades son reales –la producción se contrajo un 50 por ciento en el primer semestre y se produjeron algunos despidos–, la principal variable de ajuste se limitó a la eliminación de horas extra.

Para entender la causa de este “suave” ajuste –a pesar de la fuerte contracción de ventas– es preciso repasar la evolución sectorial en los últimos años. Durante la vigencia de la convertibilidad, esta rama industrial registró una drástica contracción productiva que fue acompañada por la desaparición de numerosos establecimientos. Con el abandono de la paridad cambiaria fija, la recuperación sectorial fue notable. Como señala un informe del Centro de Estudios de la Producción El salto exportador y la recuperación productiva de maquinaria agrícola en 2003-2008, “las exportaciones argentinas de maquinaria agrícola tuvieron un desempeño sorprendente, al ascender de 18 millones de dólares en 2003 a un valor estimado de 200 millones en 2008. Las ventas externas de este sector se multiplicaron por once durante ese período. Aun cuando, tradicionalmente, el país ha exportado este tipo de equipamiento, el valor máximo obtenido en los años ‘90 fue de sólo 23 millones de dólares (1998)”. Ese salto exportador determinó que una proporción creciente de la producción se comercialice en el exterior.

Mientras que en el período 1997-2001 la relación producción/exportaciones era del 4 por ciento, durante el año pasado ese ratio se elevó a cifras cercanas al 21 por ciento. Así, la maquinaria agrícola argentina pasó a comercializarse en Venezuela, Uruguay, Brasil, Australia, Estados Unidos, Alemania, España, Bélgica, Canadá, Sudáfrica, Rusia, Ucrania, Kazajstán y Lituania. En muchos casos, las exportaciones no se limitaron a la transferencia de la maquinaria sino que también incluyó la capacitación de los compradores.

Por su parte, las ventas internas de maquinarias agrícolas se incrementaron un 516 por ciento en el período 2002-2008. Al interior del entramado industrial, el crecimiento fue particularmente notable en lo relativo a la fabricación de tractores, cosechadoras y pulverizadores autopropulsados. Ese fortalecimiento sectorial fue acompañado con políticas públicas específicas. Un ejemplo fueron los acuerdos bilaterales firmados entre el Ministerio de Planificación y su contraparte venezolana. El trabajo del CEP señala que esos acuerdos “posibilitaron un incremento de las ventas de maquinaria agrícola a ese país, que subieron de 1 a 37 millones de dólares, entre 2005 y 2006. Estos envíos equivalieron a las tres cuartas partes (77%) del incremento en el valor FOB anual del sector, entre esos años”.

Otro importante apoyo estatal fue el Régimen de Incentivo a la inversión y a la producción local de bienes de capital y maquinaria agrícola. A través de ese régimen promocional, el Estado otorga un bono de crédito fiscal que puede ser utilizado para cancelar obligaciones tributarias nacionales. El monto de ese subsidio es equivalente al 14 por ciento de las ventas realizadas en el mercado interno. Por ese concepto, los fabricantes de maquinarias agrícolas recibieron un aporte de 980 millones de pesos en los últimos dos años. A su vez, el Banco Nación otorga préstamos con tasa subsidiada para la adquisición de este tipo de bienes de capital. Es decir, la conjunción de diversos factores fortaleció a ese sector industrial, permitiéndole afrontar de mejor manera los efectos de la caída de la demanda interna y mundial

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.