cash

Domingo, 27 de diciembre de 2009

EL CAPITAL ADMINISTRADO POR EL SISTEMA INTEGRADO PREVISIONAL ARGENTINO

El otro Fondo

El aumento del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) revela las inexactitudes de muchas consignas críticas. En el último año, creció algo más del 37 por ciento, alcanzando los 135.693 millones de pesos.

 Por Diego Rubinzal

La creación del Sistema Integrado Previsional Argentino fue una medida relevante al quebrar la lógica neoliberal en materia de seguridad social. El sistema de capitalización registró pésimos resultados: caída de la cobertura previsional, reducción de la relación aportantes/afiliados, retroceso de los haberes jubilatorios. La deslucida imagen pública de las AFJP limitó el despliegue argumental de aquellos que se oponían a la vuelta del Estado. Conscientes de esas limitaciones, las usinas neoliberales se dedicaron a sembrar dudas sobre el manejo de los fondos.

La frase “van a usar la plata de los jubilados para la campaña” fue profusamente utilizada por importantes líderes opositores. Más allá del error que significa analizar la sustentabilidad del sistema de reparto con la lógica imperante en el régimen de capitalización individual, la evolución registrada en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) revela las inexactitudes de muchas consignas voceadas hace pocos meses. En el último año, el FGS creció algo más del 37 por ciento, alcanzando los 135.693 millones de pesos, a noviembre. Si bien buena parte de ese incremento se debió a una revalorización de las cotizaciones de títulos públicos y acciones, lo cierto es que el fondo estuvo muy lejos de mostrar el “vaciamiento” denunciado.

Asimismo, las diferencias entre la cartera actual de inversiones del FGS y la que era administrada por las AFJP fueron escasas. Esto era predecible ya que una drástica reorganización de la cartera habría producido una brutal desvalorización de los activos liquidados. En un reciente trabajo, La evolución del sistema previsional argentino, los investigadores del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (Cifra) arriban a esclarecedoras conclusiones sobre ese punto. De manera similar a lo que acontecía con la cartera de las AFJP, un poco más del 60 por ciento del Fondo está invertido en operaciones de financiamiento al sector público. Por su parte, los depósitos bancarios y plazos fijos representan el 14,3 por ciento de los activos del FGS y las acciones 12,1.

Estas cifras revelan que el porcentaje de fondos utilizados para “hacer campaña” (por ejemplo préstamos subsidiados para adquirir electrodomésticos) ha sido marginal. Las colocaciones realizadas a tasas subsidiadas (11 por ciento anual) para la compra de automóviles, autopartes, viviendas, heladeras y electrodomésticos ascendió a 950 millones de pesos. Los préstamos a tasa subsidiada (11 por ciento anual) destinados a las pymes sumaron 900 millones de pesos. A eso se le debe sumar una línea de prefinanciación de exportaciones de 185 millones pesos a una tasa del 1,7 por ciento en dólares y un volumen de fondos cercano a 2777 millones de pesos utilizados para el financiamiento de proyectos productivos tales como de la construcción de las centrales termoeléctricas Belgrano y Timbres.

“En definitiva, a comienzos de julio del presente año se habían destinado a la financiación del consumo y de inversión poco más de 4800 millones de pesos, lo que representa un 4,3 por ciento de los fondos totales del sistema. Es más, se estaría sobreestimando esta cifra, ya que se están computando la totalidad de los préstamos adjudicados, más allá de que hayan sido efectivamente ejecutados”, detalla el trabajo de Cifra.

En los últimos meses, la partida de préstamos disponibles al sector productivo se amplió en 2750 millones de pesos.

En definitiva, la idea de que se están dilapidando la “plata de los jubilados” revela ignorancia sobre la evolución del FGS y un pobre análisis acerca del rol anticíclico que puede jugar ese fondo en la economía nacional. Para el futuro “sería deseable que el debate público acerca del FGS se orientase hacia la definición de los objetivos prioritarios en materia de desarrollo económico, reactivación de la economía y distribución del ingreso, y el mejor modo de lograrlos, en lugar de perderse en la discusión estéril acerca de la intangibilidad de estos fondos”, tal como afirman los investigadores de Cifra.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

CLAVES

Opinión
Riquezas

“Mientras la masa salarial aumentó un 16 por ciento hasta 2007 en relación con 2001, el PBI se elevó 31 por ciento en el mismo período.”

“Las cifras de la economía marcan una profundización de la concentración y centralización de capitales.”

“Las mejoras en la situación material de millones de argentinos ha convivido con el mantenimiento dentro de márgenes de pobreza e indigencia de otros tantos compatriotas.”

“En el caso de la Salud Pública, la situación es más grave. Allí se refleja crudamente la consolidación de la fractura social que divide la Argentina.”

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa
    Los top...
    Apenas diez bancos dominan el mercado local. Concentran casi el 77 por ciento de los depósitos y...
    Por Cristian Carrillo
  • EL CAPITAL ADMINISTRADO POR EL SISTEMA INTEGRADO PREVISIONAL ARGENTINO
    El otro Fondo
    Por Diego Rubinzal
  • LA DISTRIBUCION DEL INGRESO EN EL MODELO ECONOMICO KIRCHNERISTA
    Cómo se reparte la torta
    Por Isaac Yuyo Rudnik
  • DEBATE > ESTRATEGIAS POLITICAS Y SOCIALES EN LA LUCHA CONTRA LA POBREZA
    “Asegurar ingresos y transferir activos”
    Por Marta Bekerman
  • LAS ESTRATEGIAS DE NEGOCIACION DEL GOBIERNO Y DE LA MESA DE ENLACE
    Relectura y balance
    Por Claudio Scaletta
  • BALANCE 2009 DE LAS INVERSIONES FINANCIERAS. EL DOLAR, LA PEOR OPCION
    Acciones, la vedette
    Por Cristian Carrillo
  • ENFOQUE
    Crepúsculo del capitalismo
    Por Jorge Beinstein

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.