cash

Domingo, 1 de septiembre de 2013

MóVILES, PYMES Y USUARIOS

Mercado concentrado

 Por Pablo Perelmuter *

El servicio de la telefonía celular en la Argentina no es de alta calidad por la falta de inversiones por parte de las empresas prestatarias, la saturación de un sistema que no da abasto con la cantidad de líneas en funcionamiento y la falta de controles por parte del Estado. Todo esto genera constantes fallas en la cobertura, llamadas que se cortan, mensajes que no llegan y una creciente lentitud en el tráfico de datos. Por otro lado se evidencia una descoordinación entre el gobierno nacional, el provincial y el municipal a la hora de establecer pautas claras que permitan desplegar nuevas instalaciones de sitios celulares en los barrios.

Al igual que los usuarios, las pymes del sector sufrimos las consecuencias de un mercado oligopólico, gobernado por firmas que dejan desprotegidos a sus clientes y hacen abuso de posición dominante con sus proveedores, particularmente con las pequeñas empresas nacionales, que no tienen capacidad de negociación.

Para revertir esta situación es necesario conocer minuciosamente el detalle de los planes de inversión de las grandes compañías prestatarias del servicio de telefonía móvil: saber cuánto destinan verdaderamente a infraestructura, mejora de redes, y cuánto es dirigido a marketing o cuestiones superficiales. Y no sólo conocer sino también actuar desde el Estado nacional, para inducir a las empresas del complejo de las telecomunicaciones a fomentar las compras de la industria argentina y particularmente las de alto valor agregado, estableciendo metas de compre nacional, a ser verificadas por la autoridad regulatoria, algo similar a lo que se aplica en la industria automotriz.

La activación de nuevos celulares, particularmente smartphones, redunda en mayor tráfico de datos dentro de una red cada vez más saturada. La capacidad instalada no alcanza para satisfacer la demanda, inflada por poderosas campañas de marketing. En otros países, en cambio, se les prohíbe a los concesionarios del espectro vender teléfonos móviles hasta tanto regularicen la oferta de capacidad disponible.

Además, la tecnología que se utiliza en nuestro país está entrando en obsolescencia. En el resto del mundo, incluso en América latina, los Estados licitaron las bandas de frecuencia del nuevo estándar LTE (Long Term Evolution), que soporta televisión móvil y transferencia de datos a alta velocidad. Si se implementara a nivel nacional, podría descongestionar el espectro, incrementar la eficiencia y mejorar significativamente la experiencia del usuario. Según muchos expertos en materia de estrategia de telecomunicaciones, el papel del Estado debería concentrarse en universalizar el acceso a los servicios de datos móviles. Y aún existe parte del espectro actual que no está siendo utilizado.

Esta situación debe revertirse, y nuestra Cámara puede apoyar tanto al Estado nacional, en sus iniciativas para establecer nuevos marcos regulatorios que sirvan a la sociedad y potencien al desarrollo de las pymes de las telecomunicaciones, como a las operadoras en la mejora de sus redes, primando la calidad de las instalaciones, cosa que desde hace años se descuida en pos de la rentabilidad del corto plazo

* Presidente de la Cámara Argentina de Pymes Proveedoras de las Telecomunicaciones (Cappitel).

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.