cash

Domingo, 6 de noviembre de 2016

PARAISOS FISCALES, EVASION IMPOSITIVA Y OCULTAMIENTO DE CAPITALES

Fuga a los fugadores

Las Naciones Unidas consideró que esconder activos no declarados en el extranjero para eludir impuestos significa injusticia social y es, lisa y llanamente, un robo a toda la sociedad.

 Por Esteban Guida

El ocultamiento de activos nacionales en paraísos fiscales sigue dando que hablar. En vista de las necesidades de recursos que tienen los países para encarar su desarrollo, y de los costos económicos y sociales que asume la ciudadanía como condición para sostener el financiamiento externo, la existencia de activos fuera del sistema productivo nacional se transforma en un costo social de real magnitud, comparado con una estafa digna de condenar.

Hace algunas semanas se divulgó un comunicado de Naciones Unidas que hace énfasis en la injusticia social que significa esta cuestión, al punto tal de decir que el esconder activos no declarados en el extranjero para eludir los impuestos o blanquear dinero es, lisa y llanamente, un robo a toda la sociedad. Por lo tanto, ya no es un determinado sector social el que condena esta práctica elusiva y condenable en vista del prejuicio que significa a los intereses nacionales, sino son organismos internacionales y personalidades referentes del campo político y económico de todo el mundo.

A pesar de ello, los paraísos fiscales siguen existiendo porque siguen recibiendo cuantiosos recursos, ya que son muchos los países que todavía padecen el costo fiscal de la elusión y la evasión que significa el ocultamiento de activos, lícitos o ilícitos, en las plazas off shore.

Una propuesta digna de destacar es la iniciativa del presidente de Ecuador, Rafael Correa, que propuso una consulta popular para inhabilitar a políticos con “bienes o capitales de cualquier naturaleza en paraísos fiscales”, a realizarse junto con las elecciones generales de febrero de 2017.El mandatario solicitó a la Corte Suprema de su país que el Consejo Nacional Electoral convoque una consulta popular con la siguiente pregunta: “¿Está usted de acuerdo en que, para desempeñar con dignidad una elección popular o para ser servidor público, se establezca como prohibición tener bienes o capitales de cualquier naturaleza en paraísos fiscales?”.

En el caso que frente a un referéndum de estas características gane el “Sí”, todo dignatario y funcionario público en el lapso de un año deberá deshacerse de cualquier empresa offshore o capitales en paraísos fiscales. Esto implica que, en el mismo plazo, la Asamblea Nacional deberá reformar la Ley Orgánica de Servicio Público, el Código de la Democracia y las demás leyes que sean pertinentes para que se ajuste la nueva normativa. La propuesta se limita a dirimir la contradicción moral y ética entre estafar a la sociedad ocultando activos en el exterior y pretender servirla mediante un cargo público, ya que en principio se establece que aquellas personas que no cumplan con los requisitos del mandato popular podrán ser destituidas del cargo público.

La propuesta de Correa es coherente con el recientemente firmado “pacto ético” que apunta a lograr un “shock de confianza” en beneficio de su país, a través de un mecanismo muy distinto al planteado por el Presidente argentino, Mauricio Macri. Las diferencias entre uno y otro caso son sustanciales: mientras que uno lidera un movimiento en contra de las fugas de capitales, por constituir “uno de los mayores problemas para los países dado que fomentan la evasión fiscal, el ocultamiento de transacciones, el crimen organizado, e incluso el apoyo al terrorismo”, el otro jamás podría impulsar una iniciativa del estilo puesto que es tal vez uno de los argentinos con cargos públicos que más cuentas off shore debe tener en su haber, muchas de ellas activas en la actualidad.

La iniciativa es un reflejo más de que el tema no se puede ocultar más debajo de la alfombra. Los dos métodos comúnmente utilizados para estimar el stock de activos externos de la Argentina arrojan cifras escalofriantes: mediante el relevamiento de Posición de Inversión Internacional realizado por el INDEC, el stock supera ampliamente los 200.000 millones de dólares, mientras que por el Método Residual de la Balanza de Pagos, éste podría superar los 400.000 millones de dólares, una cifra que se asemeja mucho al Producto Bruto Interno argentino actual.

Basado en una filosofía más bien fiscalista, el Congreso de la Nación sancionó una ley para incentivar la exteriorización de activosque, aun con el incentivo de amnistiar a los evasores, no está logrando los resultados esperados. Resultaría lógico pensar que, si el propio Presidente de la Nación es un experimentado usuario de los mecanismos de fuga off shore, el dicho “haz lo que yo digo, no lo que yo hago” podría explicar la falta de adhesión al Sinceramiento Fiscal de aquellos a los cuales el “shock de confianza” no les ha hecho efecto. Sin embargo, un abordaje más economicista, podría también incluir la falta de confianza en un gobierno que poco afecto a mostrado por su propia palabra, dando lugar a pensar que, lo que hoy es, bien podría dejar de serlo mañana, tanto por un cambio de rumbo en las medidas económicos, como por una posible falta de poder político para sostener un programa que, para cercanos y lejano, resulta “insostenible”.

A menudo las personas suelen ser selectivas frente a los hechos de corrupción, al juzgar con un doble estándar moral un hecho delictivo frente a otro; obviamente, la influencia de los medios masivos de comunicación es crucial a la hora del veredicto social. Pero más allá de la opinión y el marketing político, está la realidad de un pueblo que, tarde o temprano, se expresa contundente frente a los hechos cruciales de su Patria.

Sin un presidente como Correa, sin medios masivos que expongan la verdad de los hechos de gravedad institucional, sin el ejemplo de la dirigencia, que en muchos casos resulta cómplice y socia de tales intereses, la única salida está en la toma de conciencia popular que, superando los mecanismos de una falsa democracia, responda verdaderamente a los intereses nacionales

[email protected]

www.pueblosdelsur.org

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared